lunes 22 de julio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

Incierto futuro azulgrana: un equipo que no respeta sus emblemas y pende de un hilo


 Por Gonzalo Meller

Deportes Iberia S.A.D.P ha coronado con distintas actitudes un ciclo nefasto, ya que a su bajo rendimiento deportivo se suma una directiva sin identidad ni respeto por sus históricos jugadores.

Lo anterior hace alusión a que en la despedida del emblemático capitán, José Salcedo, no se hizo presente nadie de la dirigencia, tampoco miembros del plantel o jugadores. Ningún galardón, reconocimiento o saludo para “El Galgo” desde la azulgrana.

Es impresentable cómo se faltó el respeto a quien logró un tricampeonato, vistió los colores del elenco perteneciente al corazón provincial con el alma, dejándolo todo en cancha y otorgando la gloria que se merece un club de categoría profesional que cumplió 86 años de historia.

De todas formas, la leyenda azulgrana cerró un ciclo de su vida junto a la comunidad angelina que le alentó durante toda su carrera fuera y dentro del estadio de la ciudad que se negó a dejar, pese a ofertas desde la categoría dorada del balompié nacional.

Paralelamente, a nivel futbolístico, una paupérrima dirección técnica, que hizo caer al equipo ante un conjunto sin experiencia profesional -Lautaro de Buin-, casi por goleada, hizo que el cuadro de la “I”, cerrará una primera rueda casi tocado fondo.

Afortunadamente, tras este resultado, el director técnico, Roberto Rojas, finalmente daría un paso al costado, cerrando una campaña para el olvido y dejando en evidencia una pésima toma de decisiones desde la directiva azulgrana.

La búsqueda de un estratega a la altura de la circunstancia ha comenzado, porque el conjunto se encuentra peleando la zona de descenso, dependiendo de los resultados de otros equipos para situarse en “zona verde” y, este domingo a las 16:00 horas, en el Estadio Municipal de Los Ángeles, enfrentará a Colchagua CD.

De todas formas, para el encuentro frente al cuadro de la “Herradura”, el equipo será comandado por un hombre que se ganó a pulso su puesto con un silencioso trabajo comandando las inferiores azulgranas: Alejandro Saavedra.

Se espera que el arduo trabajo de Saavedra, realizado a contratiempo durante este fin de semana, pueda reconciliar a herida hinchada con un equipo que de no hacer las cosas bien -de una vez por todas-, podría en el peor de los casos descender, debido a la necesidad junto al poco compromiso de sus representantes. Aún es tiempo, pero el equipo pende de un hilo y otra mala decisión  podría sepultar a Deportes Iberia S.A.D.P.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes