martes 16 de julio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

San Sebastián: una fiesta para disfrutar con seguridad

Los planes desde la Seremi no sólo tienen que ver con las condiciones en la que se encuentran las comidas que son vendidas, sino que también en materia de salud propiamente tal.


 Por LESLIA JORQUERA

09-01-2019_21-05-331__1.jpg

A 10 días de una de las festividades más importantes a nivel religioso, miles de personas ya se preparan para la peregrinación a San Sebastián en la comuna de Yumbel.

La provincia de Biobío en general se paraliza para la festividad y es que es tal la cantidad de fieles de todo el centro sur del país que llegan hasta la zona que requiere organizarse.

La comuna santuario requiere una serie de preparativos en distintos términos y es que solventar la llegada masiva de personas para una comuna que no está acostumbrada a ello, es complicado.

Cada año autoridades en materia vial, salud, entre otras fiscalizan lo que acontece en Yumbel, ello considerando la gran cantidad de vendedores ambulantes que llegan a instalarse en plena calle y que interrumpen el normal tránsito de los peatones.

Otro de los puntos a considerar son los clásicos puestos no autorizados de comidas, las que se preparan en condiciones derechamente insalubres y que presentan un serio riesgo para la salud de las personas.

Es en ese sentido que se debe tomar mayor importancia al asunto, porque no son pocos quienes, por ahorrarse algo de dinero y tiempo, deciden comprar en espacios ambulantes.

Consumir alimentos en lugares no autorizados, podría arriesgar serias enfermedades, pues estas comidas contienen agentes vivos (bacterias, virus, parásitos) o químicos (plaguicidas, hormonas, metales pesados) peligrosos para la salud. Por ejemplo, salmonella en alimentos que usan huevo sin cocción posterior como mayonesa casera.

Lo anterior, porque no existe la refrigeración adecuada y no se apegan a las normativas vigentes por parte de la Secretaría Regional Ministerial de Salud.

Pese a ello, los planes desde la Seremi no sólo tienen que ver con las condiciones en la que se encuentran las comidas que son vendidas, sino que también en materia de salud propiamente tal. Y es que constantemente instalan centros de atención para los fieles que presenten problemas o sintomas de algún tipo y necesiten atenderse.

La gran cantidad de público y el calor puede afectar en demasía a personas.

Por lo mismo, las autoridades desde ya comienzan a planificar lo que serán las distintas medidas a tomar en una de las fiestas religiosas más importantes de la región del Biobío y en general de la zona sur de Chile.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes