jueves 17 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

La voz de Los Ángeles fue escuchada

 La salud de las personas, aún más cuando son aquellas que viven en sectores alejados de los centros urbanos, debe tener prioridad y la dignidad debe estar a la altura de los requerimientos, tanto en la infraestructura, dotación como también en el trato.


 Por LESLIA JORQUERA

18-10-2018_19-45-361__1

Hace algunas semanas, causó impacto en la ciudad de Los Ángeles, especialmente en las personas que viven en los sectores rurales de la comuna, el anuncio en donde se evidenciaba que se reducirían en un 20%, situación que no sólo podría afectar a los pacientes, sino que también iba a dejar a cerca de 600 personas sin trabajo.

Sin embargo, las presiones de 13 alcaldes del país, entre ellos Esteban Krause de Los Ángeles, surtieron efecto y desde el Ministerio de Salud se comprometieron a no disminuir ese presupuesto.

Es importante destacar que pese a los esfuerzos de quienes coordinan los distintos centros de Salud de la provincia, tanto pertenecientes a redes asistenciales o de las propias municipalidades, deben sortear una serie de inconvenientes por falta de médicos y de insumos debido a lo escaso que son los presupuestos.

No cabe duda que este tema es mérito de los alcaldes frente a esto, el gobierno debe acusar recibo de una situación que es muy delicada. Cuando se habla de un presupuesto austero debido al supuesto déficit dejado por el gobierno anterior, no se puede estar reduciendo o modificando los montos que son para atender situaciones esenciales de la vida de las personas, especialmente, cuando son del mundo rural, carente de mucha ayuda del Estado, independiente del gobierno de turno.

La salud de las personas, aún más cuando son aquellas que viven en sectores alejados de los centros urbanos, debe tener prioridad y la dignidad debe estar a la altura de los requerimientos, tanto en la infraestructura, dotación como también en el trato.

Hoy le corresponderá a la municipalidad de Los Ángeles hacer buen uso de los recursos para que se utilicen de la manera más eficiente posible y estén destinados para lo que se debe.

Ojalá que en distintas materias, la provincia no tenga que estar yendo a rogar los recursos a las puertas ministeriales y de una vez por todas se den gestos de descentralización reales.

Imagínese que la provincia de Biobío es la capital agrícola y forestal de la región y aun no hay seremis de ninguna de estas materias. ¿Tendremos que seguir golpeando puertas en Santiago para avanzar?

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes