sábado 19 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

Concretemos los proyectos

Esto puede parecer una queja odiosa para muchos, pero reúne las necesidades que una y otra vez nos toca ver como medio de comunicación. Una ciudadanía con gran cantidad de problemas, alcaldes que requieren de la atención de Concepción o Santiago, una larga fila de promesas que sólo aparecen para las campañas electorales, pero que después, difícilmente se concretan.


 Por LESLIA JORQUERA

02-10-2018_19-34-531__1

Nuestra provincia de Biobío tiene un gran potencial para el desarrollo de la región y el país, pero parece que las voluntades estatales – independiente de los gobiernos de turno – siempre es más burocrático cuando sale de las capitales regionales. Aquel centralismo que tanto nos afecta a las regiones de Santiago, ocurre en su versión micro en las regiones.

En nuestro territorio existen una serie de tareas pendientes que no parecen tener urgencia y que podríamos enumerar fácilmente.

En materia vial, por ejemplo, estamos esperando hace años que se inicie el dilatado proyecto de la ruta a Nahuelbuta. Esta iniciativa no sólo unirá dos provincias, sino que activará todo un plan de trabajo que beneficiará a miles de personas, emprendedores e industria.

Lo mismo ocurre con el paso internacional Pichachén. En agosto de 2014, se dijo que los gobiernos de Chile y Argentina priorizarían algunos de sus pasos fronterizos en un plan que parecía bastante ambicioso. Algunos hablaban incluso de la posibilidad que el Pichachén funcionara durante todo el año en un camino pavimentado de lado a lado, pero nuevamente, nada se ha concretado al respecto.

El aeropuerto María Dolores, fue una simple ambición que murió por sí sola. Se fue Luis Barceló y nadie más tocó el tema. Es incómodo hablar de ello. Lo mismo con el anhelado acceso a Los Ángeles por calle Orompello.

En aspectos urbanos, la ciudad de Los Ángeles, tiene hace años la espera de la Unidad Operativa de Control de Tránsito. Se hace urgente. Estamos hablando de una ciudad que tiene un parque automotriz superior a los 57 mil automóviles y donde su semaforización, pese a los esfuerzos municipales, requiere de nuevos estándares que únicamente podrían venir de fondos sectoriales.

Respecto a áreas que tienen que ver con la calidad de vida de las personas de las 14 comunas de Biobío, los camiones aljibes siguen siendo la única solución “parche” para manejar la crisis hídrica. Un negocio que no ha estado exento de dudas por la forma en que opera, que ha dado para intensos reportajes no sólo de La Tribuna, sino que de otras prestigiosas instituciones periodísticas a nivel nacional, como CIPER. Queda la sensación que es rentable mantener esa solución de emergencia, en vez de invertir en un plan histórico de APR.

En materia energética, puede que sean aspectos que le competen al sector privado, pero siendo los principales productores de electricidad del país, tenemos que vivir permanentemente con interrupciones de servicios que debieran ser de primer nivel.

Esto puede parecer una queja odiosa para muchos, pero reúne las necesidades que una y otra vez nos toca ver como medio de comunicación. Una ciudadanía con gran cantidad de problemas, alcaldes que requieren de la atención de Concepción o Santiago, una larga fila de promesas que sólo aparecen para las campañas electorales, pero que después, difícilmente se concretan.

 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes