martes 10 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Editorial

¿Llegarán los tiempos mejores?


 Por Cristian Delgadillo Rosales

31-08-2018_20-33-581__1

Los resultados de la encuesta Gfk Adimark fueron revelados este viernes y nuevamente no traen buenas noticias para el gobierno de Sebastián Piñera. Su nivel de aprobación pasó de 52% en julio a un 48% en agosto.

En tanto, la desaprobación aumentó 6 puntos, alcanzando el 47%. Según el estudio, esto implica un aumento de 10 puntos porcentuales con respecto a las cifras de marzo de este año.

Este resultado es significativo y explica, en parte, por quienes declaraban tener una postura “indecisa” frente al quehacer del Gobierno.

En el detalle, la aprobación del Gobierno alcanza un 40% en el nivel socioeconómico bajo, mientras que en el nivel medio es de 53% y en el alto 57%.

Desde Adimark indicaron que la diferencia entre el resultado del nivel bajo y los dos restantes (medio y alto) es estadísticamente importante.

Este es considerado el peor registro desde que se inició su segundo mandato. Pero, ¿a qué se debería?

Una de las posibles causas sería la polémica por la propuesta de reajuste salarial.

Hace unos días, fracasó el proyecto de reajuste del sueldo mínimo, luego que el Gobierno y la oposición no lograran llegar a un acuerdo de una fórmula para consagrar el alza salarial junto con su mantención por un plazo plurianual.

La propuesta del Gobierno consistía en mantener el monto de $286.000 de ingreso mínimo mensual para las personas mayores de 18 años y hasta 65 años, con efecto retroactivo al 1 de agosto y aumentar la cifra en el 2019 de $300.000 a $301.000.

Ante la oposición de algunos parlamentarios, el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, afirmó que están trabajando “intensamente” en un nuevo proyecto. Sin embargo, aún  no tienen claridad de cuándo podría ser enviado.

Esta situación planteaba un escenario complejo, ya que por primera vez desde 1990 no habría un reajuste del salario mínimo al no conseguir los votos suficientes.

Otro de los puntos que pudo haber influido en la aprobación del Gobierno es el cierre de antiguas y conocidas empresas de regiones, las cuales han dejado a miles de personas sin empleo en las últimas semanas. 

Al respecto, el Presidente Sebastián Piñera descartó tener responsabilidad y atribuyó las causas al gobierno anterior.

Pero, además, dijo que están creando nuevas oportunidades para los trabadores afectados, por ejemplo, con la ampliación de la planta Arauco en la región del Biobío.

Esta aparente “solución” no deja a todos contentos, ya que es un proyecto que ha generado bastante oposición en un sector de la población por el problema de contaminación y destrucción del medio ambiente que afectaría a los lugares aledaños a la planta.

En relación al mismo tema, se encuentra el último caso la contaminación en Quintero y Puchincaví, la cual lleva cientos de afectados con intoxicaciones por los gases emanados desde las industrias instaladas en la zona.

Según informó la Seremi de Salud de Valparaíso, los promedios anuales de concentración de arsénico superaron 23 veces la norma europea, entre 2010 y 2015.

Tras esta serie de problemas que han surgido en la segunda administración de Sebastián Piñera cabe preguntar ¿llegarán los tiempos mejores?

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes