sábado 07 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Editorial

Solidaridad de cartón

Leyla Bascur Contreras, periodista Diario La Tribuna.


 Por LESLIA JORQUERA

10-08-2018_19-35-591__leylabascurcontreras.

Esta semana hemos conocido dos casos que encierran bastante dramatismo; uno tiene que ver con la solicitud de dos adultos mayores que pasaron décadas en la cárcel y que hoy al querer reinsertarse en la sociedad angelina, no encuentran una casa donde poder vivir y se han visto obligados a hacerlo en alberges con personas en situación de calle. El otro caso más dramático aún, es de un joven de apenas 30 años que tiene amputadas ambas piernas producto de una bacteria que lentamente le quita movilidad. Son sólo dos casos visibilizados y que produjeron gran revuelo en redes sociales, y dejan un cuestionamiento acerca de que tan efectivas son las instituciones y los programas a cargo de las mismas.

En ambos casos llama la atención que si bien es cierto reciben ayuda, quedan cosas pendientes que no son un detalle sino más bien sentidas necesidades en las que podrían interactuar organizaciones sin fines de lucro o también particulares y de este tipo no se ven las suficientes.

Me imagino tan sólo en una mínima parte la angustia de estas personas, porque si como medio de comunicación es complejo  conseguir la información ya sea por el no manejo de la misma o simplemente por poco criterio de funcionarios sobre las normativas de salud, seguros médicos o asistencia de municipios; en el caso de los afectados que muchas veces ni siquiera tienen un grado de educación necesaria para seguir indagando debe ser realmente frustrante.

Es bueno cuestionarse, salir de la zona de confort y  accionar la ayuda individual, porque esa tal vez es una de las más efectivas, pero no esa que tiene que ver con servir un desayuno, lavar loza o donar ropa que ya no usas.

Me refiero a la ayuda concreta, certera, que realmente va a poder sacar al que lo necesita de su situación, no mantenerla o sobrevivir. Eché de menos esta semana que instituciones internacionales sin fines de lucro, con placas recordatorias en Los Ángeles y otras comunas, ayudarán a solucionar la necesidad de prótesis de Jorge Maldonado. Así tantas otras instituciones que incluso reciben aportes municipales para ejecutar sus programas de ayuda.

Fue imposible pasar por alto el anuncio de Gladys Rivas, quien al ser coronada como la reina guachaca de Los Ángeles hizo un anuncio cargado de emoción: donaría el premio a Jorge para que pueda tener la opción de comprar su prótesis. Al investigar un poco más me encontré con una tremenda sorpresa que esta amable mujer ayuda sistemáticamente y en silencio a Jorge hace un año. Sin embargo, el anuncio sirvió para exponer la vida del joven y su familia. Esta angelina, de bondadoso corazón, merece un reconocimiento no tan sólo por donar 500 mil pesos a la causa de Jorge, sino porque su ejemplo sirve para muchas personas que sólo se limitan a ayudar detrás de una pantalla de celular o computador, entregan un apoyo virtual que en la práctica equivale a nada.

Piense medio millón de pesos es el sueldo promedio de un profesional ¿usted sería capaz de donar su sueldo?

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes