suscríbete al boletín diario

Editorial

Los 130 días de Browne

 María Teresa Browne, regresa a ser una ciudadana. Las razones para dejar el puesto del cual se notaba que disfrutaba, se las lleva en lo más privado de su ser. 130 días, lamentablemente no alcanzan para trascender, pero sí para reconocer su voluntad de querer hacer de esta provincia un lugar mejor.


 Por La Tribuna

18-07-2018_20-16-431__1

En un hecho bastante llamativo y que para algunos causó sorpresa –no tanto para otros- la gobernadora de Biobío renunció a su cargo el día de ayer.

La decisión fue, según sus propias palabras, tomada por motivos personales.

Lo cierto es que más allá de las polémicas y críticas que se hayan generado en torno a su gestión, este suceso marcará un antes y un después en la política local, especialmente para Chile Vamos.

Pero independiente de las características que haya o no tenido Browne, el próximo gobernador o gobernadora de Biobío deberá tener algunos rasgos importantes para poder sobrellevar el cargo.

Lo primero sin lugar a dudas, asegurar que no será otro nombramiento para un par de semanas y posterior aquello, tendrán que generar un consenso, esto, considerando que la ahora ex gobernadora de la provincia no era del gusto de todo el conglomerado.

Si hay algo en que la gran mayoría tiene conformidad, es en su carisma. Pese a las adversidades, si había algo que no le faltaba a la ahora ex gobernadora era su buena forma de ser, por lo mismo quien la suceda, deberá saber cómo llevarse con la gente, más aún cuando aún se encuentra el “fantasma” de Luis Barceló, quien en ese sentido, caló hondo en la opinión pública, luego que desde diversos sectores políticos, de forma transversal aplaudieran públicamente su gestión durante el gobierno pasado, pese a su pelea y corte de relaciones con el ahora ex intendente Rodrigo Díaz.

La capacidad de liderazgo es otra de las características que deberá tener el próximo gobernador, ya que deberá construir un equipo rápidamente y tomar decisiones tanto a nivel interno, como en los jefes de servicios que no han querido renunciar, así como también para enfrentar política y socialmente las necesidades de la comunidad.

Por último y no menos importante, la próxima autoridad debe ser una persona que conozca la provincia de Biobío y esté dispuesto a recorrerla y asistir a cualquier evento que se produzca en cualquiera de los rincones de la zona, por lo mismo el cargo requiere una persona proactiva  por supuesto a fin al crecimiento de la provincia. El trabajo de escritorio en las autoridades ya no aplica en estos tiempos.

María Teresa Browne, regresa a ser una ciudadana. Las razones para dejar el puesto del cual se notaba que disfrutaba, se las lleva en lo más privado de su ser. 130 días, lamentablemente no alcanzan para trascender, pero si para reconocer su voluntad de querer hacer de esta provincia un lugar mejor.

   

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes