suscríbete al boletín diario

Editorial

Una ciudad de grandes necesidades y una voluntad política adversa

Los Ángeles, tiene todo para convertirse en una gran ciudad, polo económico central del sur de Chile y sin iniciativas proyectadas como el aeropuerto, el estadio, un nuevo hospital, más áreas verdes, mejores calles, Unidad Operativa de Control de Tránsito y tantas otras, simplemente llegará otro lugar a tomar ese protagonismo. Esa es la labor de nuestros políticos, buscar más desarrollo que la reelección, los que trascienden son ellos.  


 Por La Tribuna

16-07-2018_18-49-141__1

Los Ángeles es quizás una de las ciudades más importantes del sur del país. Su crecimiento demográfico es una muestra de aquello. Año a año, cientos de personas llegan a esta zona para emprender o trabajar. Caso curioso, ya que al mismo tiempo, gran parte de la juventud emigra a otras ciudades en busca de un mejor futuro.

La capital de la provincia de Biobío, ha cambiado para bien en varios aspectos. Si hace 4 o 5 años, las estadísticas nos ubicaban dentro de las ciudades con mayor desempleo del país, hoy esos indicadores han mejorado bastante. En 2014, sin ir más lejos, esta ciudad estaba en las que presentaba mayor desempleo de la región y el país, con un 9,6%, sin embargo, esta cifra hoy alcanza un 4,8%.

Con este panorama, la ciudad de Los Ángeles, tiene una gran cantidad de requerimientos y necesidades que enfrentar de manera urgente. Tanto a nivel social, de salud, como también de áreas verdes y espacios de esparcimiento destinados al deporte y los eventos sociales como es el estadio.

Ante esto resulta dificultoso cuando las voluntades o necesidades políticas o electorales se anteponen al bien común de toda una comunidad.

La definición de política de nuestros líderes muchas veces pierde su objetivo principal de búsqueda del bien común e interponen otros intereses para frenar el progreso. Esto pasa a nivel del poder ejecutivo, en el Congreso Nacional y como es lógico en los gobiernos comunales.

Las últimas semanas el alcalde de Los Ángeles, ha planteado una serie de necesidades que requiere la ciudad, quizás la más importante de ellas es el denominado “Plan Krause” que busca cambiarle la cara al centro, proyectándolo en 20 años más, es decir, probablemente para un futuro donde el ya no será jefe comunal y donde otro cortará la cinta de estas iniciativas.

En estas mismas líneas en diversas ocasiones hemos criticado actitudes del jefe comunal que debe mejorar, pero también hay que reconocer aquellas acciones que buscan mejorar la vida, sin un interés electoral, sino que de bien común.

Quizás esta editorial se puede aplicar a cualquier comuna, cualquier provincia, región, o incluso país. Cuando se detienen los avances, sólo porque no estamos de acuerdo con las autoridades que gobiernan los territorios, no podemos hablar de una honorable política, sino todo lo contrario.

Ahora bien, también hay que ser claros. Uno puede plantear listados interminables de necesidades -que las hay- y frente a esto hay que ser mesurados. Muchas veces perdemos la conciencia del presupuesto nacional y creemos que hay dinero infinito para poder solventar cada una de las solicitudes de los territorios, y frente a esto, los gobiernos también deben priorizar, pero algo que no pueden hacer es olvidar.

Los Ángeles, tiene todo para convertirse en una gran ciudad, polo económico central del sur de Chile y sin iniciativas proyectadas como el aeropuerto, el estadio, un nuevo hospital, más áreas verdes, mejores calles, Unidad Operativa de Control de Tránsito y tantas otras, simplemente llegará otro lugar a tomar ese protagonismo. Esa es la labor de nuestros políticos, buscar más desarrollo que la reelección, los que trascienden son ellos.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes