suscríbete al boletín diario

Editorial

La “silla de ruedas”

Juan Pablo Vergara, periodista Diario La Tribuna.


 Por La Tribuna

06-07-2018_19-48-061__juanpablovergara

Como medio de transporte terrestre, el automóvil fue creado para trasladar a personas desde un punto a otro de una forma más rápida y cómoda. Estamos hablando de distancias considerables, que de ser recorridas por ejemplo en carreta, en bicicleta o a pie, el tiempo y desgaste físico consumido serían mayores.

Este razonamiento que parece tan sencillo y obvio lo utilizo para introducir una reflexión mucho más profunda acerca del uso del vehículo en nuestros días.

Me sorprendo y desaliento a la vez observar cómo muchas personas ocupan en la actualidad sus “autos” como una proyección de su propio cuerpo, de su propio ser.

Tal vez mi aseveración suene demasiado absoluta o rigurosa, pero el abuso que se hace hoy en día de este medio de transporte da para pensar, por ejemplo, de que en el caso de aquellas personas que pudiendo transportarse a pie todos los días en distancias cortas, y no lo hacen, prefiriendo, por el contrario, agarrar el volante y manejar, se convierten, inconscientemente -en mi opinión y desde una mirada muy metafórica-, en discapacitados.

Antes de proseguir quiero dejar muy en claro mi más profundo respeto por todas aquellas personas con “capacidades diferentes”, en particular, por quienes con total justificación deben hacer uso de una silla de ruedas para poder movilizarse por la vida. A ellas con la mayor humildad les pido prestada por unos pocos renglones, precisamente, el medio de transporte que ocupan a diario para homologarlo a un automóvil.

Lo anterior lo hago para poder alumbrar el mensaje que deseo entregar en estas pocas líneas. Y es que observando los rostros de vanidad o simple comodidad de muchos de los conductores que un día cualquiera se nos puede atravesar ante nuestros ojos, pensaba en la “cárcel” o “silla de rueda” en la que un vehículo puede llegar a transformarse para una persona.

Hay quienes hoy en día pasan más horas frente a un volante o sentado al interior de un móvil que caminando. Tal vez exagere, pero observando el pasar y pasar de vehículos un día cualquiera, asimilé el uso del vehículo al de una silla de ruedas. Claro está que ambos medios no son comparables. Sin embargo, considerando la inseguridad y angustia que a muchos les genera en la actualidad el no transportarse en automóvil me hizo cuestionarme el concepto de “discapacidad” o “sin capacidad”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes