lunes 27 de enero, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Editorial

Emprendimiento y migración no van de la mano

Gabriel Hernández Veloso, director Diario La Tibuna.


 Por LESLIA JORQUERA

27-04-2018_20-12-231__gabrielhernández

Las últimas semanas la opinión pública se ha enterado por parte de los medios de comunicación de la labor del gobierno por intentar regularizar a los miles de migrantes que se encuentran en nuestro país.

Se trata de un área de las políticas públicas que se encontraba totalmente abandonada y sin progresos importantes en décadas y que hoy, por la excesiva llegada de visitantes ha tenido que modificarse con urgencia.

Pero un punto que la modificación legislativa no ha contemplado es la que respecta a la banca y los emprendimientos.

Si ya es difícil para un microempresario, por ejemplo, abrir una cuenta, imagínese como lo es para los que llegan desde afuera.

Es quizás en la banca donde todo se frena y se obstaculiza.

Si un extranjero quiere crear su propia empresa o asociarse con un connacional, puede hacerlo de manera expedita, incluso en el portal empresa en un día, que ha permitido eliminar parte de las burocracias.

Sin embargo, sumado al certificado de firma digital, los trámites notariales, contables y de impuestos internos, está la necesidad de contar con una cuenta vista o corriente donde las empresas públicas o privadas puedan depositar los dineros de los trabajos o productos adquiridos.

Pero ¿qué es lo que ocurre? No es posible. Un extranjero profesional que quiere abrir una cuenta vista recibe portazos muy fácilmente, inclusive en el BancoEstado, lugar que debería tener mayores facilidades que otros privados, pero no.

Mientras su visa sea provisoria, los bancos no permiten a un extranjero tener una cuenta empresa, distinto a lo que ocurre en países desarrollados, donde las empresas financieras reciben a todo aquel que tenga buenas ideas y recursos que depositar. Aquí pareciera que estas entidades, no quieren recibir dinero, sus obstáculos son francamente ridículos.

El gobierno del Presidente Sebastián Piñera ha dado el primer paso para poder enfrentar el proceso migratorio como corresponde y, aunque eso tenga otros puntos de vista o críticas por la forma en que se está haciendo, al menos pone el primer paso.

Por ello es de suma importancia, para que se amplíen las oportunidades de nuestros nuevos habitantes de este territorio, que se generen políticas enfocadas no sólo a darle los papeles necesarios para su permanencia, subsidios o empleos, sino herramientas reales para que generen sus propios negocios, que aportarán a la economía, al crecimiento y al desarrollo.

Los bancos deben actualizar sus políticas de apertura de cuentas. La forma actual de operar es retrograda y discriminadora.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes