suscríbete al boletín diario

Editorial

Abril lluvias mil

Aunque suene como slogan de campaña, hay que prepararse para el invierno, y esto es tarea de todos. Si no se ha preocupado, aún tiene tiempo. A actuar. 


 Por La Tribuna

04-04-2018_20-41-071__1

El día de ayer, recibimos las primeras lluvias del mes de abril. Definitivamente, la temporada estival quedó atrás y la gran preocupación de la ciudadanía debe centrarse en la preparación de los hogares para el invierno.

Las temperaturas comenzarán a descender como de costumbre y el frío penetrará las viviendas. Algunos con más presupuesto, han hecho inversiones en aislación térmica, pero la gran mayoría aún se encuentran expuestos a buscar mecanismos de calefacción. Claramente la leña, es el combustible más controversial, pero también el más utilizado por la ciudadanía. Frente a esto, y sabiendo que los meses de invierno la contaminación ambiental, es responsabilidad de los propios hogares, hay un aporte que todos podemos hacer en esta materia y es exigir que la leña esté seca, ya que mientras más húmeda, más tóxica es. El mito de que estos troncos calientan más que uno seco no es real y así lo comprueban todos los estudios al respecto.

 

Otras de las misiones relevantes que existen para proteger el hogar, es limpiar completamente las canaletas, incluso si usted vive en un edificio, debe consultar a la administración si es que se le realizó la mantención completa a la infraestructura. Muchos de los inconvenientes que afectan a los edificios son precisamente por falta de mantención.

 

Otro aspecto importante que tanto la autoridad como la comunidad debe alertar, es el estado en que se encuentran las alcantarillas y recolectores de aguas lluvias, ya que la basura y las hojas del otoño, muchas veces las colapsan y con las precipitaciones, el agua se sube a las veredas e incluso entra a las casas. Esto lo debe informar a su municipio para que no se provoquen estragos.

 

En las zonas rurales, también tienen una necesidad importante, que tiene que ver con el estado de los caminos. Cada vez que cae la lluvia, estas son víctimas del deterioro. Por lo tanto, Vialidad tiene una gran responsabilidad que es satisfacer con gran eficiencia los requerimientos de las personas, ya que muchos productos alimenticios, trabajadores, escolares y empresas, necesitan que estos se encuentren en buen estado, de lo contrario la calidad de vida se ve gravemente afectada.

 

Aunque suene como slogan de campaña, hay que prepararse para el invierno, y esto es tarea de todos. Si no se ha preocupado, aún tiene tiempo. A actuar. 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes