suscríbete al boletín diario

Editorial

Es su responsabilidad ayudar y evitar los incendios forestales

Benjamín Ahumada Álvarez Jefe de Prensa Diario La Tribuna y Radio San Cristóbal


 Por La Tribuna

La tarde de este viernes pasadas las 17:00 horas se comunicaba desde la central del Cuerpo de Bomberos de Los Ángeles la alarma de un incendio que amenazaba convertirse en estructural (grande) por la cercanía con un bosque.

Al llegar las unidades el primer problema fue la dificultad, que tuvieron los carros, para poder ingresar al lugar. Había temor, pero el fuego fue controlado.

Durante la semana que pasó otras dos alarmas por fuego en pastizales provocó el movimiento rápido de las unidades de emergencia. Tampoco fue mucho, pero dejó el tema claro: aún no tenemos altas temperaturas y ya estamos amenazados.

Al ver las estadísticas de incendios forestales en el mundo queda claro que entre el 80 y el 95 por ciento de los incendios forestales tienen origen en el descuido de los seres humanos y lo restante en la naturaleza con situaciones como erupciones volcánicas o rayos que caen en lugares con vegetación extremadamente seca.

El ser humano puede provocarlos intencionalmente, pero un número mayoritario viene de la irresponsabilidad.

Basura y desperdicios como plásticos y vidrios tienen efectos de lupa concentrando los rayos solares en un punto hasta generar la chispa donde nace el fuego.

Fogatas mal apagadas y colillas de cigarros dejadas en cualquier lugar son otros de los factores que hacen nacer el fuego y ni hablar de encendedores y otros artefactos creados por la humanidad que también provocan las tragedias.

Tras los incendios forestales del verano de 2016 las autoridades coordinadas desde el Ministerio de Interior y la Oficina Nacional de Emergencias, Onemi, comenzó con dos meses de anticipación a la temporada oficial de incendios forestales con un objetivo claro, intentar disminuir los siniestros, pues se sabe que siempre habrán.

Así, la Gobernación Provincial de Biobío ha coordinado las reuniones de trabajo preventivo con la Conaf, los 14 municipios, las empresas distribuidoras de electricidad, las forestales, Carabineros, Bomberos, Ejército y la comunidad para prevenir.

El trabajo de estas reuniones se ha enfocado básicamente en dos puntos: el primero en una correcta coordinación de todos a través los usos de la tecnología y el segundo en la limpieza de lugares identificados como posibles foco nacimiento y propagación del fuego.
Hasta ahí no podemos negar el trabajo de las autoridades, pero aún faltamos nosotros, es decir la comunidad.

Como Diario La Tribuna y Radio San Cristóbal, también nos hemos sumado al trabajo preventivo con una campaña enfocada en la educación para prevenir desde los más pequeños.

La idea entonces es traspasar parte de la responsabilidad a la comunidad, mostrando la importancia de su trabajo colaborativo, tanto en la limpieza de sus terrenos como en la autorización de las brigadas públicas y privadas que van desmalezando los sitios indicados en los mapas de riesgo.

Una vez más somos responsables de un trabajo que busca evitar orígenes basados en descuidos o como debe decirse en la ineptitud del ser humano.

Ayúdenos a evitar tragedias como las vividas en 2016 y como las vividas en Mulchén en 2015, cuando un incendio forestal llegó a la ciudad arrasando con 16 viviendas.

Desde esta tribuna pedimos una vez más su colaboración y lo hacemos pensando en el bien común y la protección de lo nuestro y los nuestros.

Gran parte del compromiso para evitar estas llamas está en nosotros.

Tenga a mano todos los números de emergencia pues podría ayudar a controlar el fuego en su inicio.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes