lunes 11 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete a nuestro boletín

Editorial

Operación Huracán: lo que estábamos esperando

Chile merece vivir en paz, la sociedad merece estar tranquila y el gobierno y los poderes del Estado deben velar para que el bien común prevalezca. Hay una deuda con los pueblos originarios, pero las armas, la guerra y el terrorismo, no pueden ser las formas de solucionar los conflictos.


 Por LESLIA JORQUERA

26-09-2017_20-19-051__1editorial.gif

Prácticamente la última década en las regiones del Biobío y La Araucanía, han estado plagadas de atentados incendiarios, que han causado el miedo y una sensación de inseguridad importante, tanto para los habitantes, como para los trabajadores y empresarios.

El trabajo de inteligencia policial coordinado por la Fiscalía, había sido francamente deficiente hasta el minuto, sin detenidos, sin pruebas y sin un trabajo serio y responsable.

Pero ahora, la Fiscalía investigará a los ocho imputados, uno de ellos funcionario de la OPD de la I. Municipalidad de Los Ángeles, por tres quemas de camiones que tuvieron lugar en la Ruta 5 al sur de Temuco -a la altura de la comuna de Padre Las Casas-, en San José de la Mariquina y en la empresa Cavalieri.

Sería importante que nuestras policías locales y la Fiscalía en Biobío, pudiera avanzar seriamente en las investigaciones de los hechos delictuales ocurridos también en Alto Biobío. El último de estos ocurridos prácticamente en el sector urbano de la comuna, terminó no sólo con la quema de una casa y bodega, sino que de una caballeriza donde 7 equinos murieron calcinados.

Vivimos en una sociedad democrática, donde es hora que la institucionalidad se respete.

El próximo lunes, los concejales de manera totalmente transversal, le pedirán al alcalde Esteban Krause, una explicación respecto a cómo un individuo, que estuvo vinculado al asesinato de un carabinero en la capital y conocido por su pasado revolucionario, llegó a trabajar, nada más y nada menos que a la OPD, Oficina de Protección de Derechos.

Esta operación policial, era algo que se esperaba hace mucho tiempo. Lo habíamos planteado en las editoriales de La Tribuna y lo que la ciudadanía espera es que, de una vez por todas, los responsables de infundir el miedo, vayan a la cárcel, sin importar si son indígenas o no. Hay que respetar a nuestra sociedad, sus instituciones, leyes y enfrentar las consecuencias de los actos delictuales.

Chile merece vivir en paz, la sociedad merece estar tranquila y el gobierno y los poderes del Estado deben velar para que el bien común prevalezca. Hay una deuda con los pueblos originarios, pero las armas, la guerra y el terrorismo, no pueden ser las formas de solucionar los conflictos.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes