miércoles 16 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

Comprometámonos a caminar juntos por el sendero del desarrollo

Es posible que hagamos cosas en grande, sólo falta que dejemos las diferencias que nos separan y hagamos, tal como Ñuble, un trabajo en conjunto que nos permita salir adelante, de una vez.


 Por LESLIA JORQUERA

21-08-2017_19-59-521__1editorial.gif

El pasado 20 de agosto, la Presidenta Michelle Bachelet promulgó la región de Ñuble ante más de 2.300 personas que se congregaron en Chillán. Si bien en la nueva región están contentos, la visión de los externos está dividida.

Sin embargo, en esta oportunidad, hay que destacar positivamente que todos, absolutamente todos los actores sociales, políticos, culturales y la empresa privada, enarbolaron la lucha para que este anhelo ciudadano ocurriera.

Ahora bien, la provincia de Biobío, nunca ha buscado independizarse de la capital regional ni ser región, pero tal como lo indicó hace aproximadamente dos años el senador Felipe Harboe, falta que, al igual que en Ñuble, los representantes, autoridades, sector privado, medios de comunicación y organizaciones sociales, se sienten juntos, dejando de lado sus diferencias políticas, religiosas u otras y de una vez por todas, busquen los puntos de acuerdo que permitan traer el desarrollo a nuestra zona.

Hay proyectos e iniciativas que podrían transformar a este territorio en una potencia económica, beneficiando el turismo, el comercio y la industria.

¿Quién está pensando en estos proyectos? Pocos.

Aquí se necesita que alcaldes, parlamentarios y autoridades provinciales, tengan un plan de desarrollo, parecido al de los municipios, pero que permita un despegue en las 14 comunas. Si todos lo piensan así, es cosa de tiempo que las cosas cambien para bien.

Ideas así, podrían permitir que el éxodo de jóvenes profesionales a Concepción o Santiago se detenga y estos muchachos no tengan que irse en busca de mejores destinos, sino que entreguen aquí, en su tierra, todo su talento.

Hoy, a pesar de haber progreso, cada uno lo está haciendo por su lado, por separado. Vemos al alcalde de Los Ángeles en sus proyectos, al gobernador en otros, a los parlamentarios en sus cosas, pero no mucha unidad.

Es posible que hagamos cosas en grande, sólo falta que dejemos las diferencias que nos separan y hagamos, tal como Ñuble, un trabajo en conjunto que nos permita salir adelante, de una vez.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes