martes 15 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

El sueño está cada vez más cerca de ser real

Una vez que se concrete el anhelo, será responsabilidad de los habitantes de la Provincia de Biobío que este se mantenga.


 Por Zazil-Ha Troncoso

20-08-2017_18-44-081__1editorial.gif

El próximo 30 de agosto, la aerolínea Jetsmar inaugurará formalmente sus vuelos comerciales entre Santiago y Concepción, y con ello, se acerca cada vez más a concretar el anhelado sueño de formalizar la ruta entre la capital nacional y la capital de la provincia de Biobío, Los Ángeles.

Estar en la recta final de lograr convencer a la empresa de que nuestra ruta es rentable para ellos no ha sido una tarea fácil, y a ella se han sumado todos los actores sociales, políticos y económicos de la provincia.

Encabezados por el gobernador, Luis Barceló, se han reunido en el edificio del Poder Ejecutivo en la zona, desde las Fuerzas Armadas hasta las universidades, pasando por grupos sociales y diversos alcaldes. También los grandes empresarios y los pequeños comerciantes. Todo para hacer volver a María Dolores su condición de aeródromo comercial.

Durante la última semana, las reuniones se trasladaron a Santiago, al Ministerio de Obras Públicas. Allí Barceló, junto con el diputado Roberto Poblete y el alcalde de Mulchén, Jorge Rivas, explicaron al titular de la cartera, Alberto Undurraga, la importancia de mejorar la infraestructura del terminal aéreo para poder contar con vuelos comerciales de bajo costo, y la respuesta fue positiva, según nuestras autoridades.

Desde la Dirección General de Aeronáutica Civil también confirmaron que nuestro aeródromo estaba en condiciones de recibir los aviones de Jetsmar. Así las cosas, el sueño del regreso de los vuelos comerciales está cada vez más cerca de ser real.

Una vez que se concrete el anhelo, será responsabilidad de los habitantes de la provincia de Biobío que este se mantenga, pues tal como lo han demostrado los estudios de la demanda de pasajeros, presentados en las diversas reuniones, usuarios hay de sobra, incluso para motivar la llegada de una nueva línea, lo que generaría competencia y podría, incluso, bajar aún más los precios de la modalidad “low cost”.

No falta nada para tener vuelos comerciales a Los Ángeles. Estamos en el final del camino para lograrlo; la invitación es seguir trabajando unidos, tal como hasta ahora.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes