domingo 20 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

Creámonos el cuento

Cuando una sociedad trabaja en conjunto por un fin común, y en ello se involucran las entidades públicas y privadas, se pueden lograr grandes cosas que se traducen en mejorar la calidad de vida de las personas. Qué mejor.


 Por Zazil-Ha Troncoso

01-08-2017_18-13-491__1editorial.gif

La provincia de Biobío es una zona estratégica para el país. Sus industrias forestal, agrícola y energética son claves para el desarrollo de Chile y su economía.

Frente a esto, hay que recoger lo indicado por el nuevo presidente de la Cámara Chilena de la Construcción de Los Ángeles, Marcelo Melo, quien sostuvo a Diario La Tribuna el pasado sábado que “la Presidenta ha estado en el último año dos veces en la provincia, y además contamos con el recinto fitosanitario de Cabrero, por lo tanto, la provincia de Biobío es uno de los polos llamados a reactivar la economía del país”.

Lo que señala Melo es una realidad que nos cuesta reconocer.

En nuestra zona existen importantes empresas privadas que se destacan en los cinco continentes. A las grandes compañías como Enel, Colbún, Mininco, Arauco y Hortifrut se suman cientos de medianos empresarios y emprendedores que pueden generar un cambio positivo para solucionar los grandes problemas que aquejan al territorio, y por qué no, al país.

Para que esto ocurra, se hace necesario que, tal como lo hacen algunas de ellas, exista un verdadero compromiso con su entorno, con la comunidad y sus necesidades, no para asistencialismos, sino para colaborar en que las familias puedan surgir y desarrollarse.

Cuando una sociedad trabaja en conjunto por un fin común y en ello se involucran las entidades públicas y privadas, se pueden lograr grandes cosas que se traducen en mejorar la calidad de vida de las personas. Qué mejor.

Debemos asumir con personalidad el importante rol que tiene la provincia de Biobío, no presumiendo, sino realizando acciones que vayan destinadas a este objetivo.

Alto Biobío necesita mejor sistema eléctrico, prácticamente todas las comunas tienen problemas para llegar con agua potable a todos los sectores, y faltan conectividad aérea y proyectos de infraestructura urbana y de carreteras. Se requieren mejores instalaciones en materia de educación.

Sin embargó, así como un grupo de vecinos del sector rural de María Dolores trabajaron duramente para mejorar las luminarias de su sector, imagine lo que podría replicarse con este ejemplo en otras carencias de nuestra zona.

Para dar el salto a un verdadero desarrollo, no sólo se necesitan políticas públicas, sino la acción responsable de las empresas, pero por sobre todo, la participación ciudadana que sea capaz de movilizarse no sólo para exigir, sino también para hacer.

Sólo de esa manera podremos creernos el cuento con orgullo, porque no nos habrían regalado nada, sino que habríamos construido todos juntos una mejor sociedad.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes