suscríbete al boletín diario

Editorial

Una vez más el titular es crisis en la Nueva Mayoría

Benjamín Ahumada Jefe de Prensa Diario La Tribuna


 Por La Tribuna

24-03-2017_19-46-31BenjaminAhumada

El problema de entendimiento entre ministros del gobierno de Michelle Bachelet no debiera ser noticia, pues una de las variables fundamentales de la construcción de una, debiera ser la novedad y aquí, simplemente, no existe.

No es primera vez que los problemas entre las autoridades del gobierno salen a la luz pública por un descuido de los equipos de comunicación o bien, por la intencionalidad de los mismos, y para no caer en un listado numeroso de tres años, sólo citaré la visita de Michelle Bachelet a La Araucanía, sin que su ministro del Interior de entonces (Jorge Burgos), lo supiera.

La disputa ideológica entre una ministra democratacristiana que maneja la cartera del Trabajo y otro PPD que maneja la billetera fiscal da para iniciar un análisis basado en los problemas que surgen con una Secretaría de Comunicaciones, Secom que comente un error tras otro y que, en el ocaso de la vida política de Bachelet, aparece dando manotazos de ahogado.

Lo que digo es que la Secom no logró, en este gobierno, entregar un discurso unitario, por lo que todos los ministros terminan hablando lo que nace desde su corazón, olvidando con ello que deben controlar la pasión, en un puesto donde sus decisiones afectan directa e indirectamente a un país entero.

No volveré sobre la crisis de la Secom durante el segundo semestre de 2016, pero si volveré sobre esta crisis de la Nueva Mayoría que no es noticia.
En medio de la última semana, el abanderado presidencial del PPD y ex Presidente de Chile, Ricardo Lagos también habló de problemas internos que podrían entregar el poder a un cuestionado, Sebastián Piñera.

Según Lagos, el tiempo que se perderá hasta la designación del presidenciable del oficialismo, les puede costar La Moneda.

Con ese dato, pienso (y me puedo equivocar), que el ex mandatario quiere decir que hacer uso del derecho a primarias es una pérdida de tiempo, en consecuencia (como le gusta decir a él) ejercitar la democracia es una pérdida de tiempo y concluyo con una pregunta hacia mí, ¿qué hicimos mal los ciudadanos para que la clase política nos olvidara y abandonara de esta forma?.

La Nueva Mayoría ya no está en crisis, la nueva mayoría hoy es sólo un nombre cuya historia puede volver a nacer si se llega al acuerdo (En la Moneda, en el Cerro Castillo o en mi casa de Mulchén) de que están ahí para velar por los intereses de un país y no los de un grupo de personas pertenecientes a los partidos políticos.
2017, año electoral, es el año en que se puede recuperar la confianza en la política, luego hablamos de cómo recuperarla en los “artistas” viendo la política como el “arte” de gobernar. 

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes