suscríbete al boletín diario

Editorial

Estado de Excepción: F.F.A.A. toman el control

Nicolás Irribarra I. Director (s) Diario La Tribuna


 Por La Tribuna

27-01-2017_18-18-27NicolasIrribarra

Ante la sensación de inseguridad que se vive por la gran cantidad de incendios que se despliegan entre la sexta y la octava región, para muchos parecía la opción más cuerda el decretar Estado de Sitio, pero por lo pronto, da la impresión que para las autoridades era una medida muy radical.

 

En el marco de la gran cantidad de emergencias que se han producido en las últimas horas, días, incluso, semanas, se ha generado -en el ambiente- una sensación de inseguridad importante a raíz del desconocimiento del origen de cada uno de los focos que han arrasado con miles de hectáreas, incluyendo a un poblado completo, como el de Santa Olga.

Se había decretado el Estado de Catástrofe, incluso el de emergencia agrícola, pero durante la tarde del jueves, el Intendente Rodrigo Díaz anunciaba –previo a la reunión del Comité de Emergencia- que se decretaba el Estado de Excepción Constitucional pero, qué significa esta medida.

Está estipulado en la Constitución Política y la Ley Orgánica Constitucional de los Estados de Excepción Constitucional (N°18.415), donde se explica lo siguiente: es una manera de proteger la estabilidad y seguridad del país o zona en particular, a través de la ley, cuando ocurren situaciones anormales de distinta índole. Se declara en los casos de “calamidad pública” y sus efectos son los siguientes: las zonas afectadas quedan bajo la dependencia del “Jefe de la Defensa Nacional”, quien es designado por la Presidenta. La Presidenta tiene las facultades excepcionales de restringir: “las libertades de locomoción y de reunión; disponer requisiciones de bienes; establecer limitaciones al ejercicio del derecho de propiedad; y, adoptar todas las medidas extraordinarias de carácter administrativo que sean necesarias para el pronto restablecimiento de la normalidad en la zona afectada”.

Además, estas facultades también pueden recaer, total o parcialmente, en el jefe de Defensa Nacional designado, si es que la Presidenta lo decide.

El Estado de Sitio procede en casos de grave conmoción interior o de guerra civil. Puede ser declarado por el Presidente de la República con aprobación del Congreso dentro de un plazo de cinco días. En casos urgentes, puede decretarlo sin esperar la decisión del Parlamento, pero sólo limitando el derecho de reunión. El Estado de Sitio dura hasta 15 días, los que pueden ser renovados.

Pueden ser restringidas la libertad de transporte y desplazamiento y el derecho a reunión. Puede también detenerse a personas en sus casas o recintos que no sean cárceles.

Al final del día, sea cual sea la medida adoptada por el Gobierno, es de esperar que cumpla su objetivo, que es brindar mayor seguridad a una ciudadanía que está cansada de ver cómo se vulnera su tranquilidad. Y por cierto, que aquellos que resulten responsables, se les aplique todo el rigor de la ley, y así el sufrimiento de miles de chilenos no sea en vano.

La provincia de Bío-Bío no es la única que está bajo el Estado de Excepción, sino que es toda la región, incluyendo la sexta y séptima, vale decir, todas las zonas que están siendo afectadas -gravemente- por los innumerables focos de incendio activos.

Probablemente usted no ha visto a los militares transitando por las calles céntricas de Los Ángeles, pero eso no quiere decir que no se está realizando el trabajo que demanda el decreto anunciado, ya que están situados en zonas claves y específicas, protegiendo instalaciones como las antenas eléctricas, de comunicaciones, en rigor, puntos estratégicos de la provincia.

Es casi seguro que, de ser necesario, las autoridades y, en este caso, la Presidente Bachelet, tomarán la decisión de decretar Estado de Sitio, en la medida en que la seguridad se haga insostenible, con lo cual los militares se empoderarían de las calles e, incluso, podría haber toque de queda, para asumir un control mucho mayor sobre la población y evitar, de una u otra forma, que los focos de incendio se sigan propagando.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes