suscríbete al boletín diario

Editorial

Prevenir los incendios es una tarea de todos

Se trabajó en un incendio que desde el domingo afecta al sector de San Ramón, en la comuna de San Rosendo. Debido a la complejidad para el trabajo de las brigadas, principalmente asociada a fuertes vientos, Onemi decretó alerta amarilla para toda la Provincia de Biobío.


 Por La Tribuna

18-01-2017_19-52-521editorial.gif

Conaf ha llamado a la comunidad a prevenir los incendios forestales y respetar el entorno natural en innumerables ocasiones, y con la cantidad de emergencias relacionadas a este tema, pareciera que no se le ha tomado el peso suficiente.

Se mantiene la alerta amarilla para la comuna de Hualpén y Provincia de Biobío, y alerta temprana preventiva para el resto de la región.

Desde octubre del año pasado y hasta la fecha, en la región del Biobío se han registrado 395 incendios forestales, incendios que casi en un cien por ciento han sido provocados por la mano del hombre, por descuido o intencionalidad.

Durante la semana se han experimentado altas temperaturas y fuertes vientos y se mantendrán para los próximos días, condiciones que son propicias para la propagación de este tipo de incendios. Por eso, la clave es evitar que estos ocurran. De ahí el llamado a la prevención por parte del director regional (I) de Conaf, Alberto Bordeu.

Respecto a la situación actual de los incendios en la región, brigadas de Conaf y Bomberos trabajaron en el control de 9 siniestros, siendo los más complejos los que afectaron al sector Las Nieves, en la comuna de Yumbel, donde se consumieron 11 hectáreas de diversa vegetación, y el de la Villa Doña Francisca, en Chillán, que afectó 42,3 hectáreas, además de dos casas alcanzadas por el fuego. 

También se trabajó en un incendio que desde el domingo afecta al sector de San Ramón, en la comuna de San Rosendo. Debido a la complejidad para el trabajo de las brigadas, principalmente asociada a fuertes vientos, Onemi decretó alerta amarilla para toda la Provincia de Biobío. El incendio lleva consumidas 65,4 hectáreas y aún se trabaja en su control. Trabajan en el lugar brigadas de Conaf y de Forestal Mininco, además de Bomberos de distintas compañías.

En rigor, es lamentable lo que está sucediendo en el país, ya que hemos sido testigos de tragedias que podrían haberse evitado.

Sin lugar a dudas que se debe invertir en implementación para poder combatir estos siniestros, en aviones acondicionados para estos trabajos, y también en equipamiento para los voluntarios, tanto de Conaf, que trabajan en la extinción de las llamas de un bosque, y Bomberos, que busca proteger las estructuras que rodean la emergencia.

Sea cual sea la función que deban cumplir, es importante que tengamos conciencia que dichas personas ponen en riesgo su vida por proteger nuestro entorno, o si lo quiere ver de otra forma, nuestra propia vida.

Este año ya han fallecido voluntarios, no esperemos a que se pierdan otras vidas para tomar cartas en el asunto, e invertir como corresponde.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes