suscríbete al boletín diario

Editorial

Puentes y más puentes: Intendente, no puede fallar a su promesa

Gabriel Hernández Veloso Director La Tribuna


 Por La Tribuna

16-12-2016_20-38-01GabrielHernández

 

 El pasado 15 de diciembre, el intendente de la región del Biobío, Rodrigo Díaz, hizo uno de los anuncios, quizás más importantes del último tiempo en materia de infraestructura para la provincia de Biobío. Trescientos treinta y nueve metros de longitud del puente mecano que reposaba entre las comunas de Concepción y San Pedro de la Paz, llegarán en un total de diez secciones a solucionar de forma permanente, distintas estructuras de sectores urbanos y rurales de nuestra zona, que en muchos casos son prácticamente unas pasaderas.

Se trata de un 23% del total de la estructura y con el cual se aumentará en los próximos tres años, la carga de esos viaductos, de 8 a 45 toneladas.

No cabe duda que ese anuncio es ambicioso, alentador y bastante prometedor para mejorar la calidad de las rutas, pero eso no fue todo.

Durante meses, los alcaldes de Santa Juana, Nacimiento, Laja, San Rosendo junto al senador Felipe Harboe, además del diputado José Pérez Arriagada, presionaron a las autoridades de obras públicas del nivel central, con el solo objetivo de entregar conectividad a la provincia de Biobío, con la de Concepción, por el Biobío.

Por nuestra parte, como diario, instalamos el tema en la opinión pública, porque consideramos que el progreso y el desarrollo son una parte fundamental para las personas y especialmente para estas 14 comunas que comprenden el territorio, pues, es conocido por todos que el centralismo nacional y regional muchas veces nos deja en desmedro.

Pero la historia avanzó, las semanas pasaron y la suma de energías dio frutos positivos. Ahora el intendente Rodrigo Díaz, junto al seremi de Obras Públicas René Carvajal, deben dar vida a estos proyectos.

Algunos tildan de decisión de la autoridad regional de “salomónica” o justa y quizás lo es, ya que todas las provincias lograron una parte importante del mecano y además, quedaron 128 metros disponibles ante una eventual emergencia o desastre que pudiera ocurrir.

Hechos los compromisos, ahora lo que se viene es dejar todo coordinado y estipulado para que, independiente del gobierno de turno que asuma en marzo de 2018, las iniciativas sigan su curso y no se transformen en palabras que se las lleva el viento.

El intendente ha asegurado que no debemos preocuparnos. Por lo tanto, las comunas de Laja y Nacimiento, a fines del 2024 deben hacer cumplir la palabra de las autoridades, pues a fines de ese año, tiene que estar funcionando el nuevo puente sobre el Biobío.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes