martes 10 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Editorial

El comercio ilegal, no es aceptable

Hay una palabra que permite entender a los pequeños comerciantes de la Vega Techada que son afectados por los ambulantes ilegales y es la empatía. Existen personas que luchan día a día por salir adelante y otros que llegan a instalarse, tienen todo muy fácil y no es justo. Tenemos que ponernos en su lugar.


 Por LESLIA JORQUERA

13-12-2016_19-46-581editorial.gif

Durante la jornada de este lunes se dio a conocer por medio de La Tribuna, el llamado que hizo la Cámara de Comercio y Turismo de Los Ángeles, para terminar con lo que llamaron “la mafia de los comerciantes ilegales”.

Inmediatamente, en las redes sociales, estos dichos fueron foco de grandes críticas por parte de la ciudadanía, aduciendo que deberían dejar trabajar a los ambulantes, porque ellos estarían haciendo un trabajo honrado en vez de delinquir en las calles. Sin embargo, esa actitud emocional de algunas personas, no contiene un análisis más profundo.

Vivimos en un país que se ha construido en base a leyes, derechos y deberes de las personas.

Todos, sin importar nuestra profesión o razón social, tenemos que pagar impuestos, los cuales van a parar a las arcas fiscales, para financiar programas sociales, pagar sueldos de los funcionarios públicos, construir hospitales, puentes, carreteras o incluso en estos tiempos para pagar las universidades de quienes están accediendo a la gratuidad.

Pero lamentablemente, el comercio ilegal no aporta en nada de esto. Van contra la ley y también contra la sociedad. Pueden ser pequeñas cantidades, pero todo suma.

Existen en el sector de la Vega Techada, pequeños emprendedores, que con mucho sacrificio, trabajan durante largas jornadas para poder sacar adelante a sus familias y con el esfuerzo que eso requiere, pagan sus permisos municipales, sus patentes y los impuestos correspondientes. Pero se ha comprobado que en reiteradas ocasiones, los informales, alteran las pesas, cometen actos fraudulentos y dañan la imagen de todos quienes laboran en el sector.

¿Cuál es la solución para este problema? Para eso se eligen autoridades. El alcalde Esteban Krause debe abordar este problema y darle una solución. Resulta curioso por decir lo menos que se desarrolle este comercio ilícito a pasos de Carabineros. Ese es un punto a analizar.

Si aquella sociedad que critica a quienes condenan este tipo de comercio ilegal, tuviera a esos ambulantes en la puerta de su casa, seguramente la opinión sería distinta. Lo mismo si trabajaran informalmente en una labor similar a que ellos tienen, afectando sus ingresos.

Hay una palabra que permite entender a los pequeños comerciantes de la Vega Techada que son afectados por los ambulantes ilegales y es la empatía. Existen personas que luchan día a día por salir adelante y otros que llegan a instalarse con sus triciclos, tienen todo muy fácil. Eso no es justo. Tenemos que ponernos en su lugar.

 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes