lee nuestro papel digital

Editorial

Eliminación de bolsas plásticas: una iniciativa positiva a la que hay que adaptarse


 Por La Tribuna

01-11-2016_19-35-461editorial.gif

Los Ángeles ha dado un salto importante en los últimos años frente a los distintos elementos que generan contaminación. El sector público y privado se han aliado por la misma causa y, por medio de diferentes acciones, campañas o trabajos conjuntos, se han logrado avances considerables y, por sobre todo, un cambio de mentalidad en los angelinos para que puedan tener una comuna con mejor calidad de vida.

Ante esto, se ha iniciado en las últimas semanas un proceso de eliminación de bolsas plásticas, tema que se une a una corriente internacional sobre el tema, y a la cual ciudades de Chile como Natales o Pucón, entre otras, se han adherido.

Si bien el proyecto involucra una modificación importante en la conducta de las personas que habitualmente compran en los supermercados, hay elementos que se deben tener presentes sobre el tema, ya que la comunidad, si bien apoya la causa, no debería sufrir el costo económico del progreso o incomodidades tales como que le depositen todos los productos sueltos en un carro para llevarlos hasta su casa. La municipalidad ha trabajado entregando bolsas reciclables e incentivando el tema, pero el sector privado se lo traspasa a sus usuarios. Falta apoyo.

Deberían ser los supermercados quienes pongan a disposición de sus clientes otros elementos para poder llevar los productos, ya sea en cajas o bolsas de papel o reciclables, pero no generar un detrimento monetario en el consumidor, forzándolo a adquirir bolsas previo pago de ellas.

Por otro lado, hay también un punto de vista que también es interesante discutirlo. La medida, lanzada el pasado 7 de junio por la Municipalidad, que dictó la ordenanza que pretende terminar con estas tradicionales bolsas plásticas, no incluye todos los elementos al interior de la sala de ventas, que curiosamente también van en bolsas. Es decir, al interior habrá estos elementos para depositar la fruta y verdura, sumados a todos los paquetes plásticos en que están el arroz y los fideos, entre otros, por lo cual todo se remite a la bolsa de salida del supermercado, pero no soluciona de forma considerable el problema. Sólo lo mitiga.

Dejando estos temas para el debate, hay que enfatizar que la iniciativa permitirá educar más a la población acerca de la importancia de reducir los elementos contaminantes, y además proporcionará a la comunidad mayor conciencia social que, en definitiva, educará a la comunidad en materia de reciclaje. 


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes