suscríbete al boletín diario

Editorial

Quedan 12 días para elegir: ¿quién logrará movilizar a las masas?


 Por La Tribuna

10-10-2016_20-52-521editorial.gif

La elección municipal comenzó su cuenta regresiva, la que bajo toda duda, tiene más incertidumbres que certezas. Es cosa de ver el panorama en Los Ángeles, en donde ninguno de los dos candidatos más fuertes tiene la seguridad de que ganará.

Pero sumado a ello, existe otro análisis y tiene que ver con el escenario actual de nuestro país, aquel que tiene con descontento y desconfianza a la gran masa de la población.

Recordemos que con un escenario fuera de grandes hostilidades, la última elección, donde ganó la presidenta Michelle Bachelet, tuvo una ausencia del 58% de los votantes, situación que nos transformó en el país con voto voluntario con mayor abstención de todo el mundo.

Este fin de semana, el gobierno inició una campaña publicitaria protagonizada por los propios ministros de Estado, que buscan motivar a las masas para que acudan a los comicios del 23 de octubre, pero no se ataca el tema de fondo.

La escasa educación cívica de nuestro país ha generado que la sociedad castigue a sus políticos en las elecciones ausentándose de votar. Gran error, porque con esta medida, ellos continúan en sus cargos. Lo mejor es manifestar la aprobación o rechazo con el sufragio.

Chile tuvo un periodo en que esto no fue posible y esta herramienta democrática es el más noble reflejo de que el poder es de las propias personas, no de los poderosos.

La publicidad gubernamental está muy bien dirigida, pero debe generar mayor participación. Que hablen los propios políticos es más de lo mismo. Habría sido mejor que los jóvenes, principales ausentes de los procesos electorales, hubieran hablado de tú a tú con la gente. Que hubieran sido ellos mismos quienes dieran las razones para cumplir con este deber democrático.

Hoy las campañas municipales de todo el país y la provincia decoran las calles de las ciudades, están presentes en medios de comunicación o redes sociales, hay proyectos, ideas y participación ciudadana, pero será muy triste si esas fórmulas no logran cambiar el switch de la ciudadanía para que se motiven a participar en el futuro de sus comunas y el país.

Finalmente, una sugerencia. Los programas del Ministerio de Educación y de los colegios públicos y privados deben generar contenidos que permitan enseñar el valor que tiene para una sociedad democrática poder escoger a los líderes y representantes.

De esta manera, desde la bases se generará un cambio de conciencia que otorgará a nuestro país mentes frescas, con ideas y proyectos, capaces de proyectar a nuestra hermosa nación al futuro.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes