suscríbete al boletín diario

Editorial

Cosas que pueden resultar mal vistas

La política nacional hoy está en serios cuestionamientos y cualquier tema que se preste para malos entendidos puede ser gatillante de un escándalo. La máxima autoridad provincial debe aprender de esto, para que siga formando parte activa de la política local, donde su presencia ha sido positiva hasta ahora.


 Por La Tribuna

18-05-2016_21-25-181editorial-1.gif

Este miércoles por medio de Diario La Tribuna, la comunidad pudo informarse acerca del refichaje que realizó la Democracia Cristiana como parte de los requerimientos que hizo el Servel. El cuestionamiento de la derecha, va dirigido principalmente a que la actividad en cuestión, se hizo dentro de la propia oficina del gobernador provincial.

Según indicó la autoridad, el auditorio está disponible para quienes lo requieran y no existiría ninguna ilegalidad o irregularidad en el acto, sin embargo, no parece haber sido una decisión acertada.

Luis Barceló ha sido un buen gobernador, o al menos así lo cataloga gran parte de las personas que ha tenido que tratar temas con él. Lo destacan como una persona con capacidad de llegar a diálogos y consensos relevantes en diversas materias. Su único talón de Aquiles según ha trascendido desde las altas esferas regionales, es que el PPD habría buscado una y otra vez, por todos los medios instalar a uno de los suyos en la oficina pública más importante de la zona. Pero eso es parte de la política y otro tema que analizaremos en otra oportunidad.

El exceso de buena voluntad en casos como este son los que le podrían afectar a la autoridad provincial, puesto que en su afán de dar importancia y espacio a todos, perfectamente se puede caer en errores. ¿Quién cometió el error aquí? Claramente, si no es nada ilegal, la parte jurídica no tiene que ver. Aparentemente la responsabilidad podría estar en sus asesores, que precisamente están para estas consultas y análisis.

A juicio suyo estimado lector ¿le parece correcto, intrascendente o poco ético que se haya realizado esta actividad? Claramente que opiniones van a haber muchas, sin embargo, lo que está claro es que pudo haberse pensado mejor.

Este hecho, puede ser considerado el primer traspié político de Luis Barceló. Afortunadamente, el capital que posee difícilmente se podría ver afectado, pero otra situación de esta envergadura ya no sería tomada tan a la ligera.

Lo mejor es mantenerse al margen de la contingencia partidista, las oficinas públicas son para el bienestar, reunión y asambleas de interés público, pero no de una coalición de turno, cualquiera sea.

Por ello es que se hace sumamente necesario que su asesor directo, el jefe de gabinete o alguien de su más plena confianza, no sólo regule su agenda política y social, sino que también verifique el uso que le dan a los salones de la entidad.

La política nacional hoy está en serios cuestionamientos y cualquier tema que se preste para malos entendidos puede ser gatillante de un escándalo. La máxima autoridad provincial debe aprender de esto, para que siga formando parte activa de la política local, donde su presencia ha sido positiva hasta ahora. 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes