suscríbete al boletín diario

Editorial

Las tristes primarias de la provincia de Biobío

En líneas generales, siempre quedará la sensación que Isabel Allende llegó tarde a la inscripción. De no haber ocurrido eso, pese a la decisión del Tricel, no se estaría pasando por esta situación. Está claro.


 Por La Tribuna

12-05-2016_19-41-491editorial-1.gif

El día miércoles, el Tribunal Calificador de Elecciones, falló a favor de la Nueva Mayoría, para que pueda realizar sus primarias. Alegrías más, alegrías menos, lo cierto es que el oficialismo en la provincia de Biobío, dejó mucho que desear, puesto que no concretó ningún proceso eleccionario para definir candidatos en una iniciativa que surgió desde su propio sector.

La situación no está nada de fácil. En Negrete, el actual alcalde perteneciente al PPD, Francisco Melo, tendrá de esta manera, que enfrentarse en octubre en las urnas con Edwin Von Jentschyk del PS. Situación que también ocurrirá en Nacimiento donde el edil actual Hugo Inostroza también del PPD, deberá hacer frente a la elección con un candidato fuerte de la derecha como es Bernes Toloza, pero también disputando el cupo con Gerardo Montes del PS. Suma y sigue, en Yumbel la situación es idéntica, donde el actual jefe comunal Jorge Gacitúa del PRSD, tendrá que pelear con su par del PS, el hermano del fallecido alcalde Camilo Cabezas, Juan Cabezas. Finalmente, hasta donde se sabe, por ahora, el último caso es Alto Biobío, donde Nivaldo Piñaleo, quien fuera por el cupo de la UDI en la elección pasada – hoy militante del PPD – tendrá que disputar con su par de la Nueva Mayoría, Félix Vita, quien era PPD y ahora va por el PRSD.

Con estos claros ejemplos, se puede percibir la lucha electoral al interior de la Nueva Mayoría, por no haber realizado este acto democrático, generará más divisiones que acuerdos, lo que aumenta aún más sus posibilidades de perder varios sillones, considerando que cuentan con los 14 jefes comunales de la zona.

A nivel comunal, fue la propia concejala Teresa Stark quien decidió no ir por el sillón edilicio, lo que permitió que el actual edil Esteban Krause, tuviera oportunidad de ir directo a la reelección, con el resultante de Chile Vamos, que se disputará entre Jaime Veloso, Eduardo Borgoño, Bruno Vyhmeister y Joel Rosales.

En líneas generales, siempre quedará la sensación que Isabel Allende llegó tarde a la inscripción. De no haber ocurrido eso, pese a la decisión del Tricel, no se estaría pasando por esta situación. Está claro.

Esto lo debe aprender el oficialismo, ya que la cultura chilena de llegar tarde a todos lados no puede usarse para compromisos tan importantes. Es más, cualquier trámite que un chileno tradicional hace fuera de plazo, no tiene reparación, por lo que habrá un dejo de injusticia en el inconsciente colectivo por la medida, pese a la determinación del Tricel.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes