suscríbete al boletín diario

Editorial

Anticiparse a las emergencias: cambiar el switch

El 27/F y los errores que se cometieron en distintos lugares del país por la negligencia de no preparar y sociabilizar las emergencias, costaron vidas humanas y daños irreparables en diversas infraestructura. Ahora, está la oportunidad de anticiparse y evitar que nuevas desgracias naturales, encuentren a las personas desinformadas.


 Por La Tribuna

04-05-2016_19-59-461editorial.gif

Nuestra sociedad chilena, está acostumbrada a actuar una vez ocurridos los problemas, las crisis y las desgracias. Pocas veces se prevén los riesgos que trae el futuro en materia medioambiental, vial, económico, social o de catástrofes naturales.

En este sentido, el Sernageomín realizó un estudio donde se analizaron los volcanes presentes en el territorio nacional, en donde 58 de ellos presentan grado de “muy alto riesgo”, ocupando nuestro hermoso Copahue el primer lugar de la lista junto al Chaitén.

Los profesionales han sido claros en el llamado que le realizan a las autoridades para que aborden el tema, considerando especialmente, que esta zona rural, contiene una población cultural ancestral, con la cual se tiene que tomar la situación con algunas diferencias respecto al resto del país.

El año 2013, luego de varios días en alerta roja y con una alta posibilidad de erupción, el gobierno ordenó la evacuación de las comunidades indígenas. En dicha ocasión, se aprendió una parte importante de la lección, puesto que surgieron necesidades culturales propias del mundo pehuenche, que no se habían considerado y que donde desde el propio Palacio de La Moneda se tuvo que intervenir, tanto para que se habiliten espacios destinados especialmente a sus actividades como también, reforzar los kit de aseo y alimenticios, con menús acordes a lo que están acostumbrados. Inclusive las frazadas fueron un tema, ya que las que arribaron, son las que se entregan en diversas emergencias nacionales, pero no a las que están acostumbradas los pehuenches, que utilizan cobertores de lana.

La erupción en ese entonces, de acuerdo a los estudios, no tenía vuelta atrás por la dilatación que tenía el cráter, por lo que de ese entonces en adelante, sólo se debía esperar. Desde ahí que el Copahue se encuentra en alerta amarilla.

Por lo tanto, sería realmente importante que el alcalde Nivaldo Piñaleo, junto con la Gobernación, realizaran actividades preventivas, mantengan los posibles albergues en buenas condiciones, de tal manera que, de producirse una emergencia mayor, no hayan mayores complicaciones, para poder resguardar a los más de 20 mil habitantes de la comuna.

El 27/F y los errores que se cometieron en distintos lugares del país por la negligencia de no preparar y sociabilizar las emergencias, costaron vidas humanas y daños irreparables en diversas infraestructura. Ahora, está la oportunidad de anticiparse y evitar que nuevas desgracias naturales, encuentren a las personas desinformadas.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes