sábado 14 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Editorial

Alertas ambientales: partimos mal

Lo que se debe hacer es mejorar las vías de comunicación de la oficina provincial de la Seremi de Salud. Los habitantes de Los Ángeles necesitan conocer bien el plan de trabajo que se comenzó a aplicar.


 Por LESLIA JORQUERA

28-04-2016_21-13-011editorial.gif

El pasado miércoles 27 de abril, se informó “desde Concepción”, que comenzaba a regir el decreto de alerta sanitaria que rige los episodios de contaminación para la comuna de Los Ángeles, el cual establece diversas medidas para reducir los conocidos episodios críticos que se han vivido en la zona por años.

Lo que resulta nuevamente inaceptable, es la nula información previa que la autoridad sanitaria a nivel provincial ha entregado al respecto.

La situación causa preocupación ya que año a año, aumentan las enfermedades respiratorias debido al deterioro que hay en la calidad del aire. Por ello, es que habría sido un avance considerable que la encargada local o un profesional del área, hubiera recorrido puerta a puerta cada medio de comunicación de la ciudad de Los Ángeles, para preparar a la comunidad en los pasos que se comenzarán a tomar. Sin embargo, se esperó hasta el decreto para, de un día para otro, comenzar a exigir normativas a los vecinos, en donde claramente, muchos ni saben o conocen de la entrada en funcionamiento de la alerta sanitaria.

Junto con ello, existen tareas pendientes para evitar aumento en la contaminación producto del crecimiento inmobiliario. Falta una política de Estado y una normativa municipal que permita avanzar en descontaminación. Los conjuntos habitacionales, tanto de barrios residenciales como los que se ejecutan a través del Serviu, deberían tener otros medios de calefacción que remplacen la leña. Para ello, el propio seremi de Medio Ambiente, Richard Vargas, visitó hace unas semanas la comuna, para iniciar un plan piloto que permita reducir las emisiones de material particulado, por medio de instalación de paneles fotovoltaicos, que alimenten un equipo de calefacción, el cual permitirá mantener los hogares a una temperatura adecuada. Una medida que podría cambiar para siempre el escenario local. Lo curioso, es que esta medida que ayudará a la salud de la población, contó con la participación del alcalde de Los Ángeles, quien quiso conocer de qué se trata esta medida, pero, una vez más, los principales actores del proceso, la autoridad sanitaria, brilló por su ausencia. Quizás no fueron invitados, pero deberían haber estado ahí.

De acuerdo al sistema de Información Nacional de Calidad del Aire, al cual usted puede acceder a través del sitio http://sinca.mma.gob.cl/ se refleja que la ciudad se encuentra en preemergencia, lo que significa que leña con menos de 25% de humedad no puede ser utilizada, así como chimeneas de hogar abierto, salamandras o equipos ahumadores de alimentos.

Con todos estos antecedentes, lo que se debe hacer, de una vez por todas, es mejorar las vías de comunicación de la oficina provincial de la Seremi de Salud. Los habitantes de Los Ángeles necesitan conocer bien el plan de trabajo que se comenzó a aplicar. Educar a la población para proteger el medio ambiente, debe surgir primeramente desde la propia ciudad, no desde Concepción.

La clave para mejorar las acciones que desarrollen está en informar debidamente. El equipo existente es muy profesional en su materia, pero débil para entregar el mensaje a la ciudad. De ello no cabe duda.

 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes