suscríbete al boletín diario

Editorial

Bachelet estancada en el rechazo

¿Confía usted en Bachelet? Si es así, usted refleja parte del 36% que aún tiene la esperanza de que la mandataria pueda cumplir con su programa, devolverle la transparencia y honestidad a la política y recuperar a la ciudadanía escéptica de todos los líderes del país. La tarea es dura y aún quedan dos años de gobierno.


 Por La Tribuna

07-04-2016_20-41-171editorial.gif

 

 Para nadie es desconocido que la imagen de la Presidenta Michelle Bachelet está dañada de forma casi irreparable según varios expertos. En esta oportunidad, por undécimo mes consecutivo, su aprobación estuvo bajó el 30% con escuálidos 26 puntos calificado como “un periodo de desafección inédito, por si extensión, en la serie histórica iniciada en 2006” según Adimark. En tanto su desaprobación sigue en ascenso con más de un 67%.

En marzo de 2014, cuando la mandataria asumió, logró que un 62,16% de los sufragios fueran para ella. Esta situación generó cierta soberbia y egocentrismo en algunos personeros de la Nueva Mayoría, que pronto tuvieron que comenzar a guardar sus comentarios ante la decepción de la ciudadanía.

El 5 de julio de 2011, en una entrevista dada al Diario La Tercera, Osvaldo Andrade, uno de los líderes históricos del Partido Socialista, sostuvo frente a la aprobación de 35% de respaldo del entonces Presidente Sebastián Piñera que “Chile no merece un Presidente con este nivel de desaprobación”. Dentro de la consecuencia de los políticos y haciendo eco de sus palabras, hoy debería pensar lo mismo, pero claramente eso no es así.

El espectro político en su totalidad está contaminado por la desconfianza, sensación de corrupción a gran escala y la suposición de que el empresariado tiene comprada las discusiones del parlamento, a través del financiamiento de campañas políticas.

Penta, Caval, SQM, colusión, Panamá Papers y otros escándalos, simplemente, tienen a un país con una desconfianza total.

Los resultados de Adimark son desastrosos. El gobierno tiene sólo un 20% de aprobación y un rechazo del 74%. Eso con los hitos o lo que el ejecutivo llama los logros, como la gratuidad parcial en la educación, la despenalización del aborto, el fin del sistema binominal, o la Reforma Tributaria, que supuestamente no afectaría a los chilenos, situación que no fue así: subieron los vehículos, las viviendas y los productos.

Finalmente, el estudio habla de un elemento que es de suma relevancia para el país: la confianza. ¿Confía usted en Bachelet? Si es así, usted refleja parte del 36% que aún tiene la esperanza de que la mandataria pueda cumplir con su programa, devolverle la transparencia y honestidad a la política y recuperar a la ciudadanía escéptica de todos los líderes del país. La tarea es dura y aún quedan dos años de gobierno.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes