lee nuestro papel digital

Editorial

Desvinculaciones de altos cargos promedian los 48 años

Está bien que los jóvenes tengan oportunidades, pero destruir la estabilidad laboral y las proyecciones de jubilación de una persona que está a 10 o 15 años de terminar su periodo laboral, son totalmente inhumanas.


 Por La Tribuna

26-02-2016_20-00-021editorial.gif

Actualmente, la inestabilidad económica que existe no sólo en Chile si no en gran parte del mundo, marcada por el movimiento bursátil, la caída de los niveles de consumo depreciación de commodities y la pérdida de la confianza de los consumidores, está generando una situación bastante compleja, basada principalmente en los recortes y reestructuraciones de personal, tanto el mundo público como el privado.

Lo que se está buscando es obtener eficiencia y optimizaciones para adaptarse a las condiciones del mercado.

De acuerdo a las estadísticas de Harrison DBM (LHH) Chile, en los últimos dos años, las principales desvinculaciones gerenciales están afectando a ejecutivos de más de 48 años, donde el 87% de estos son hombres.

Según LHH, las principales áreas en donde se han presentado desvinculaciones son de marketing y ventas con 32%, seguido por operaciones con 28% y finanzas y administración con 13%. Esto se ha debido esencialmente a que en estos sectores han redefinido algunos perfiles, suprimiendo cargos o niveles dentro de la estructura.

Este período de incertidumbre económica y laboral tiene bastante preocupados algunos gerentes que tiene una edad sobre los 55 años, los cuales, ante la posibilidad de ser desvinculados tendrán que salir al mercado – el cual ha cambiado radicalmente en los últimos años – en búsqueda de un nuevo empleo.

Esta situación ofrece un importante análisis, puesto que si los gerentes están resultando afectados por este problema, lo que les espera al resto de los trabajadores por sobre los 48 años, es todavía más incierto.

En un estado que discute la posibilidad de extender el periodo laboral a los 70 años, surge la necesidad de que hagan un análisis y sean claros: prácticamente nadie está contratando personas por sobre los 50 años, lo que es totalmente injusto. Está bien que los jóvenes tengan oportunidades, pero destruir la estabilidad laboral y las proyecciones de jubilación de una persona que está a 10 o 15 años de terminar su periodo laboral, son totalmente inhumanas.

 

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes