jueves 19 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

La triste historia de ECM

Los Ángeles ha crecido de forma exponencial los últimos años, los alcaldes, pese a algunos errores o equivocaciones, han buscado alternativas para mejorar la calidad de vida de las personas, pero lamentablemente, la situación vial y de estacionamientos, son el problema más complejo que existe.


 Por LESLIA JORQUERA

27-11-2015_20-09-371editorial.gif

 

 Estacionamientos subterráneos y la reparación del paseo Colón eran parte del mega proyecto que se tenía bajo la administración del entonces alcalde Joel Rosales. Una gestión que si bien generó discrepancias de algunos sectores

-críticas que se manifiestan hasta el día de hoy- lo cierto es que al menos era un proyecto que permitía cierta descongestión de las calles. Algunos movimientos sociales como Codepala, manifestaban que bajo la plaza no era apropiado realizar la edificación, debido a que las calles son sumamente estrechas y por otro lado, el daño a las especies arbóreas y al patrimonio podía verse afectado.

En este sentido, es importante destacar que Los Ángeles como ciudad, se encuentra totalmente saturada de vehículos y de aparcaderos. Especialmente, en esta última la cantidad de espacios que existen sobre la superficie, que no es posible buscar alternativas de mitigación.

Hace unos meses, se optó por eliminar los aparcaderos en un costado de calle Lautaro. Este hecho permitió de forma notoria una facilidad de desplazarse por el centro de la ciudad, que perfectamente se podría aplicar en otros puntos.

Ahora bien, ECM ingeniería es una empresa privada, con fines de lucro y que necesita hacer su negocio y en este punto es donde el municipio como organismo, más allá de las autoridades, se encuentra cuestionado. 35 años de contrato es catalogado como un exceso. Ahora, si uno le suma que la propuesta o acuerdo al que llegaron con el alcalde Esteban Krause, ahora significa desechar el necesitado proyecto de estacionamientos y sin embargo, mantener el contrato sin problemas con la compañía, algo que sin lugar a dudas, no le entrega mayores beneficios a la comunidad.

Se ha intentado manifestar que la empresa reparará de forma considerable el paseo Colón y eso, no es un regalo a la gente, es un deber, ya que las obras quedaron comprometidas con el proyecto fallido que se hizo y el estado actual de esta arteria, claramente permite a la ciudadanía, sin ser expertos en ingeniería, determinar que hubo problemas, errores o negligencias en su construcción.

Los Ángeles ha crecido de forma exponencial los últimos años, los alcaldes, pese a algunos errores o equivocaciones, han buscado alternativas para mejorar la calidad de vida de las personas, pero lamentablemente, la situación vial y de estacionamientos, son el problema más complejo que existe.

 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes