domingo 15 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

Saltos del Laja: riesgo permanente para los visitantes

Es hora de que exista una mesa de seguridad en este lugar, donde los alcaldes, la Gobernación y Carabineros jueguen un rol fundamental para evitar más accidentes fatales que lamentar.


 Por LESLIA JORQUERA

23-11-2015_21-06-551editorial.gif

No pasa año en que no existan muertes por inmersión o caídas en Los Saltos del Laja. Es algo común conocer que personas, o por tomarse fotos, o por intentar proezas irresponsables o un sinfín de razones, muchas de ellas con presencia de alcohol, pierden la vida.

El principal lugar turístico de la región del Biobío tiene un gran problema en esta materia. No dispone de las suficientes medidas de seguridad para evitar este tipo de tragedias.

Durante el fin de semana un hombre cayó por la cascada por causas que se investigan y con él se marca el inicio de esta magra temporada.

Los municipios encargados del lugar, Los Ángeles, Cabrero y Yumbel, quienes están articulando un trabajo conjunto para poder sacarle mayor provecho a este atractivo turístico, deben velar por las condiciones de seguridad.

Si no es apto para el baño, entonces la gente no los puede usar con ese fin. No puede ser una medida blanda cuando se trata de vidas humanas.

En esta materia, un trabajo interesante sería que los municipios intervinieran con personas dedicadas a la seguridad de los usuarios y además, que se aplicaran multas a quienes ponen en riesgo su vida en lugares prohibidos para el baño.

Lamentablemente, vivimos en una sociedad donde se tienen que generar leyes o castigos para que las personas puedan comportarse, de lo contrario pasa lo que vivimos cada año en este lugar.

Quienes tienen la oportunidad de visitar este espacio en la temporada estival sabrán que por ejemplo, un grupo de jóvenes cobra dinero a cambio de lanzarse por parte del roquerío en las cercanías del puente mirador, sin que ninguna autoridad los saque. Es más, la misma comunidad participa de la negligencia aportando dinero para que se arriesguen.

Asimismo, en el sector de la cascada, las personas ingresan, incluso detrás de ella, a mojarse con el agua, perdiendo total cordura de analizar que la fuerza con la que esta cae puede generar un fuerte golpe que, o los aturde o los lanza por el cauce.

Y en tercer lugar, muchas personas les gusta acercarse por la parte superior hasta lo más cercano a la caída de agua y, las posibilidades de resbalar son altísimas.

Estas negligencias de la comunidad, donde muchas veces los padres avalan el comportamiento de sus hijos, son las que después se transforman en las crónicas rojas de los medios de comunicación, por conductas que son totalmente evitables.

Es hora de que exista una mesa de seguridad en este lugar, donde los alcaldes, la Gobernación y Carabineros jueguen un rol fundamental para evitar más accidentes fatales que lamentar.

 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes