domingo 15 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

Pamela Jiles: fuentes de temer y sin embargo, no tiene pantalla

No se puede acallar el periodismo, es un sector de la sociedad que vela por el correcto actuar de los líderes políticos y empresariales y combatirlos con malas prácticas, sólo atenta contra la democracia.


 Por LESLIA JORQUERA

12-11-2015_19-40-311editorial.gif

En las últimas semanas, la periodista titulada de la Universidad Católica, Pamela Jiles, ha demostrado que pese a haberse inclinado por el periodismo de farándula hasta el 2013, tras su paso por importantes programas políticos de la talla de Informe Especial o El Debate, su capacidad profesional y las fuentes que posee para sus investigaciones, ponen nerviosas a las altas esferas del poder.

La profesional, que no esconde sus ideologías izquierdistas, ha sido bastante transversal a la hora de hacer sus críticas y denuncias de corrupción o faltas a la probidad. Tanto así, que cuando en el 2013 comenzó con la sección “Chile a prueba de Jiles” en el programa Mentiras Verdaderas de La Red, presentó una gran cantidad de situaciones que hoy están afectando al país. Las vio antes que todos pero nadie la escuchó.

¿Por qué entonces, una profesional con estos atributos y poderosas fuentes de información no tiene un espacio real en televisión?

Hace unos días, a través de su sitio web y mientras nadie hablaba en la opinión pública del Caso Dávalos, Jiles lanzó un misil informativo de proporciones. La periodista aseguró que “con pasaporte diplomático y en medio de un operativo financiado con fondos públicos abandonaría Chile, Sebastián Dávalos Bachelet, imputado en la causa que sigue el fiscal Toledo”. No fue hasta varios días después, que los medios de comunicación nacionales, comenzaron a verificar los antecedentes planteados por ella.

Ahí fue donde surgió desde la UDI un oficio que enviarán a través de la comisión investigadora del caso Caval, para que el Ministerio Público indique cuál es la calidad procesal en la que se encuentra Sebastián Dávalos, si hay argumentos para pedir su arraigo y para que la Policía de Investigaciones señale si Dávalos abandonó Chile haciendo uso de pasaporte diplomático y el motivo del viaje; y a la Cancillería para saber si está cumpliendo misión oficial al usar un pasaporte especial y si se le asignaron viáticos por tal motivo”.

En este sentido, y tal como señala Pamela Jiles, el gobierno debe aclarar una serie de preguntas, porque por un lado, la mandataria está firmando y declarando el trabajo que se está haciendo en materia de probidad y transparencia y por otro surgen estos hechos que deben ser explicados, ya que de ser reales, desmoronarían por completo el discurso de la Presidenta.

En un país democrático, se debe dar espacio al periodismo investigativo, ya que aquellos programas que en otras épocas eran capaces de poner en la palestra temas como el Caso Lavanderos o la captura de Paul Scheaffer, hoy están viendo temas sociales, que si bien son de importancia para el país, no cumplen con el potente rol fiscalizador que tenían antes.

No se puede acallar el periodismo, es un sector de la sociedad que vela por el correcto actuar de los líderes políticos y empresariales y combatirlos con malas prácticas, sólo atenta contra la democracia.

 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes