suscríbete al boletín diario

Editorial

El Estado debe preocuparse más de la PDI

En países como EEUU, el trabajo con los tribunales de justicia funciona prácticamente a la perfección, lo que les permite sentir una plena independencia a la hora de investigar. Pero aquí, cuesta demasiado.


 Por La Tribuna

30-08-2015_20-41-581editorial.gif

La Policía de Investigaciones de Chile, cumple un rol fundamental en el combate a la delincuencia, al narcotráfico y a diversos delitos. Las limitancias de trabajar de la mano con la Fiscalía, muchas veces genera inconvenientes, debido a que la legislación no les permite avanzar si no es bajo las estrictas ordenes que se emanan.

¿Cómo entonces pueden de forma independiente mantener la tranquilidad pública que profesan en su misión institucional?

Actualmente, con muy precarias tecnologías, deben luchar por dar cumplimiento a las órdenes que emanan del Ministerio Público o los tribunales sin mayores inversiones.

Si su trabajo es establecer quiénes fueron los participantes de delitos, las condiciones y circunstancias en que se originaron, recolectar evidencias y pruebas para detener a las personas involucradas, podrían tener mejor equipamiento e infraestructura para poder realizar sus investigaciones con mayor profesionalismo.

En Los Ángeles, por ejemplo, existe un destacado equipo de profesionales, encabezados por el prefecto Carlos Illesca.

En países como EEUU, que llevan años de trabajo relacionados a esta materia investigativa, el trabajo con los tribunales de justicia funcionan prácticamente a la perfección, lo que les permite sentir una plena independencia a la hora de investigar, rastrear llamadas o mensajes peligrosos, combatir el narcotráfico o espiar con equipos aéreos los casos. Pero aquí, cuesta demasiado.

Nuestro país y nuestra provincia viven sumidos en una inseguridad ciudadana, debido a que tanto la Ley, como las pruebas que presenta la Fiscalía, generalmente son débiles para poder dejar a una persona en prisión.

El mismo senador Felipe Harboe, manifestó que el 2014, a nivel nacional, no hubo condenados por delitos contra la propiedad, esto porque las policías no tienen las suficientes capacidades para operar. Pero no se trata de un mal equipo de profesionales, se trata de herramientas, tecnologías y equipamiento necesario.

Aún los detectives llegan a una población marcada por la delincuencia e inspiran respeto y dan tranquilidad a la comunidad y eso se debe cuidar, pero no se debe estancar el prestigio de la institución por falta de infraestructura y normativas restrictivas para su labor.

De la misma manera, se les debe brindar a los efectivos policiales, la seguridad de poder realizar sus investigaciones, en las que muchas veces corren riesgo vital, resguardando con mayor esfuerzo, la integridad física y psicológica, tanto de ellos como sus familias, que deben aprender a vivir una forma de vida diferente. La Policía de Investigaciones lo merece.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes