suscríbete al boletín diario

Editorial

El lago Laja se va a secar

Nuestras futuras generaciones no merecen que el mal actuar de quienes hoy lideran el país y las empresas, destruyan sin vuelta atrás los paisajes de nuestra zona, especialmente cuando es evitable al 100%.


 Por La Tribuna

10-08-2015_21-00-491-editorial.gif

 

Nuestras futuras generaciones no merecen que el mal actuar de quienes hoy lideran el país y las empresas, destruyan sin vuelta atrás los paisajes de nuestra zona, especialmente cuando es evitable al 100%.

 

Hoy se saca más agua de la que entra al embalse natural, eso es una realidad. El cuerpo lacustre más importante de la región del Bío Bío se encuentra a un 10% de su caudal y a un 20% de su promedio histórico, situación que pone en peligro no sólo a la generación eléctrica de la central El Toro, sino que también a la agricultura y al turismo ¿eso queremos para nuestra zona? ¿Acaso el negocio es más importante que nuestro Lago Laja?

Hace unos días, visitó la zona el ex presidente de la DC y nombrado por algunos como un precandidato a la Presidencia, Ignacio Walker, quien tuvo la oportunidad de reunirse en las oficinas de La Tribuna con los diversos actores del mundo agrícola y del comercio, quienes le manifestaron esta situación la cual, pese a tener avances durante la época estival, hoy nuevamente da a entender que la sequía nuevamente nos atacará.

Si bien no ha sido un invierno seco, tampoco ha abundado la pluviometría, razón por la cual se ha manifestado que si las napas subterráneas no se recuperan como se espera, los cultivos se verán afectados durante los últimos meses del año.

En Chile, poco se habla de resguardar la naturaleza, quienes abordan o denuncian los problemas que generan los procesos de las industrias en el ambiente, son prácticamente ridiculizados por la sociedad, pero a poco andar, el tema se está tornando serio y a nadie parece importarle de verdad.

En Los Ángeles, se han dado cita en reiteradas oportunidades los representantes de los canalistas, turismo y energía, con el cual junto al gobernador y el intendente han desarrollado algunas estrategias, pero pareciera o más bien se percibe que pese a que hay una normativa que avala la explotación del cuerpo lacustre (Convenio de 1958) no hay un verdadero interés por salvaguardar el futuro de las aguas chilenas.

La esperanza hoy está puesta en la nueva Endesa, ya que hoy los españoles han sido reemplazados por una compañía italiana llamada ENEL, que se han hecho cargo del tema.

En esta materia hay que pensar, tal como decía el senador Felipe Harboe, la provincia que queremos para 20 o 30 años más, donde exista un resguardo por la industria y el comercio, pero también por nuestro entorno único.

No olvidar que los Saltos del Laja, se encuentran en una promesa firmada por todos los parlamentarios y actores de gobierno, donde se espera potenciar el lugar, velar por una cascada digna todo el año e infraestructura para que más turistas quieran visitar la zona, y todo este sueño se puede acabar si no se encargan de proyectar un buen trabajo aguas arriba a largo plazo y permanente.

Nuestras futuras generaciones no merecen que el mal actuar de quienes hoy lideran el país y las empresas, destruyan sin vuelta atrás los paisajes de nuestra zona, especialmente cuando es evitable al 100%.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes