miércoles 18 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Editorial

Ciclovías, un deber de las autoridades

¿Acaso debe imponerse en la comunidad sanciones para aprender a respetar a quienes utilizan estas vías? Por supuesto que no, pero parece ser muchas veces la única salida a una serie de negligencias.


 Por Cristian Delgadillo Rosales

Opiniones.gif

Pareciera que sólo en los meses de verano las rutas para ciclistas cobran importancia, pero no es así. Durante los 365 días, no sólo los deportistas y las familias las utilizan, sino también una gran cantidad de trabajadores de todos los rubros, para trasladarse desde sus casas a las oficinas.

La situación actual de muchas ciclovías deja mucho que desear, así como también la falta de ellas.

La Presidenta Bachelet, en mayo de 2014, a pocos meses de tomar su cargo, asumió el gran desafío de construir a lo largo del país más de 190 kilómetros de estas rutas de alto estándar en todo Chile; esto, junto con el plan Chile Área Verde, que involucraba 34 comunas en la que se construirían parques.

En este sentido, Los Ángeles necesita ciclovías. Pero no basta con las buenas iniciativas que la corporación edilicia o del Serviu. También se hace necesario realizar una buena mantención que permita el correcto tránsito.

De la misma manera, fuera del ámbito político está también el factor social. En muchos casos –basta recorrer la ciudad para evidenciarlo– los conductores y motociclistas son los protagonistas de faltar el respeto seriamente al desarrollo urbano. Estas son pistas de tránsito de vehículos no motorizados. Bajo ninguna circunstancia son estacionamientos y menos lugar para que se pase sobre ellas como una calle más.

Crear conciencia y respeto a los ciclistas parece más difícil de lo que debiera ser, ya que, por iniciativa propia, los dueños de autos y motos no deberían tomar la irresponsable decisión de utilizarlas.

¿Acaso debe imponerse en la comunidad sanciones para aprender a respetar a quienes utilizan estas vías? Por supuesto que no, pero parece ser muchas veces la única salida a una serie de negligencias.

Hechos como los mencionados anteriormente demuestran que, más allá del crecimiento económico y las nuevas tecnologías, en conducta, Chile dista mucho de países desarrollados que tienen institucionalizado el sagrado respeto por sus pares.

Finalmente, hay que señalar que para la salud, una buena salida en bicicleta puede ayudar y dar muchos beneficios a las personas, pero eso a veces también es difícil de entender en una ciudad como Los Ángeles, que vive gran parte del año sumido en la contaminación.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes