lee nuestro papel digital

Desarrollo

Aseguran que restitución de tierras indígenas pondría en riesgo la producción de alimentos

Voceros de la Sociedad Nacional de Agricultura y de la Sociedad Agrícola de Biobío dijeron que, en general, las tierras entregadas a comunidades indígenas han disminuido su productividad.


 Por Jorge Guzmán B.

am 2 1805
Según voceros del agro, la incertidumbre generada por los cambios propuestos ha frenado los procesos de inversión, en especial de plantaciones.

Dirigentes gremiales del agro, a nivel nacional y regional, señalaron que una eventual restitución de tierras de pueblos originarios, propuesta en la Nueva Constitución, afectaría la disposición de los agricultores a invertir y arriesgaría una baja en la productividad de los predios.  Esto, indicaron, por la incertidumbre que genera el derecho a la propiedad y entregar terrenos, medida que ha demostrado disminuir la productividad de los sectores.

El secretario general de la Sociedad Nacional de Agricultura, Juan Pablo Matte, señaló a diario La Tribuna que “nos causa enorme preocupación, no hay ninguna claridad sobre las zonas que se verían afectadas, podría ser el país completo”.

Matte agregó que “cuando se habla de que nuestro país se transforme en un país plurinacional, con al menos 12 naciones además de la chilena, donde cada uno de estos pueblos originarios tendría una serie de derechos, como el de sus territorios ancestrales” y se plantea “constituir una comisión o un consejo que demarque los territorios de cada pueblo ancestral permitiría a todas estas “naciones” del norte, centro y sur generar una presión por la demarcación y restitución de esas tierras”. El vocero de la SNA continuó agregando que “las dimensiones de estas eventuales medidas son inabordables y tiene una relación directa con la propiedad privada, no solo del mundo agrícola, sino que de cualquier persona”.

INCERTIDUMBRE Y BAJA PRODUCTIVIDAD

Respecto a las implicancias de la propuesta para la Agricultura, el dirigente gremial explicó que “podría quedar incluida una definición unilateral que cierto territorio sea de un pueblo originario y que por lo tanto deba ser restituido”. “La agricultura requiere una mirada de mediano y largo plazo para llevar a cabo los procesos de inversión, de siembras y especialmente de plantaciones y la incertidumbre e indefensión frente al Derecho de Propiedad es un elemento adicional que impacta en la disposición de los agricultores a sembrar y producir los agroalimentos”, dijo Juan Pablo Matte. El elemento de preocupación sobre los terrenos productivos en Chile, de acuerdo a lo expresado por el secretario general de la SNA “se suma a otros factores que afectan la disposición de los agricultores a sembrar y producir los agroalimentos, como los temas de agua, la coyuntura de los precios de los insumos y los problemas logísticos, entre otros, pudiendo tener un serio impacto en la producción de agroalimentos”.

Adicionalmente “en general todas las tierras que ha comprado el Gobierno de turno a las comunidades mapuches han pasado a un total abandono y no producción de agroalimentos por varias razones”, explicó Juan Pablo Matte. Entre dichos motivos el dirigente gremial mencionó que “se compra esas tierras y no se capacita a la comunidad, no se le entrega herramientas y falta capital de trabajo para que desarrollen la agricultura”. Matte criticó el que no se entregue “capacitación, orientación, acompañamiento y ayuda. También faltan garantías, porque cuando se tiene una propiedad comunitaria es muy difícil poder acceder a un crédito bancario, porque se entrega en garantía una propiedad que no es tuya, sino que de una comunidad”. El secretario general de la SNA (Sociedad Nacional de Agricultura) finalizó explicando que “una gran cantidad de esas tierras, que han sido compradas para comunidades mapuches no están siendo productivas en agroalimentos”.

ECONOMÍA NACIONAL

El presidente de la Sociedad Agrícola de Biobío, José Miguel Stegmeier, comentó, respecto a la propuesta constitucional, que “se comete un tremendo error. Nuestra mirada debe ser hacia el futuro, es decir, quienes habitamos en las regiones más afectadas por este conflicto, debiéramos proponer soluciones que beneficien a las actuales y futuras generaciones”. Dichas soluciones, según Stegmeier, “deben ser justas para todos: agricultores, comuneros, prestadores de servicios, es decir, para todos quienes viven y trabajan en estos territorios”.

Según el dirigente gremial “lo primordial en esto es considerar la realidad actual de posesión legal de las tierras. Es imposible pretender que nuestros agricultores abandonen, sea por el medio que sea, los campos que ya por generaciones trabajan y de los cuales son legítimamente propietarios”. El presidente de Socabio dijo a diario La Tribuna que “el articulado relacionado con esta temática elaborado por la Constituyente, además, de ser injusto en su esencia, desconoce la actual composición de la población chilena, conformada por personas de distinto origen, pero que en su certificado de nacimiento y cédula de identidad oficialmente conforman una sola nacionalidad”. “En materia de desarrollo económico será un gran salto atrás, ya que precisamente las regiones con el mayor potencial de producción de alimentos, sobre todo para consumo interno, como son los rubros del trigo, la leche y la carne, con total seguridad disminuirán”, dijo Stegmeier. José Miguel Stegmeier indicó que “extensas superficies de tierras productivas, compradas por la Conadi o directamente usurpadas mediante la violencia, hoy son prácticamente improductivas”.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
propuesta restitucion de tierras indigenassnasna restitucion de tierrassocabiosocabio y restitucion de tierras indigenassociedad nacional de agriculturasociedad nacional de agricultura sobre restitucion de tierras
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes