viernes 23 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Economía

Kotun Ñebun rescata las avellanas de la cordillera de Biobío

El proyecto de procesamiento y elaboración de productos derivados de la avellana chilena rescata una tradición indígena ancestral.


 Por Sebastián Carrizo

14-04-2019_23-31-341__img-20190408-wa00341.jpg

Mientras concretan las primeras ventas masivas y se proyecta la apertura a nuevos mercados compradores, los emprendedores de la comunidad avanzan a paso firme en el proyecto que rescata la avellana chilena, desafío de la comunidad El Avellano, en el corazón de la comuna de Alto Biobío, donde, desde julio del año pasado, se asumió el reto que ha considerado diferentes etapas, tras la inauguración de la primera planta comunitaria procesadora de avellanas de Chile.

Los emprendedores recientemente vendieron gran parte de su producción en la feria Ulkantun y en las Termas del Avellano, y ahora trabajan para responder a nuevos requerimientos asumidos por la cooperativa compuesta por 10 socios, con la posibilidad de incorporar a nuevos emprendedores a esta organización que preside Claudia Queupil, quien es apoyada por Luz María Núñez y Evelyn Núñez, en los cargos de secretaria, tesorera y gerenta respectivamente.

“Se trata de un proyecto único en su tipo, puesto que une al lob mapu El Avellano a una empresa social que busca generar recursos, respetando el medio ambiente y los equilibrios sociales, generando empleo dentro de la comunidad”, destacó el alcalde Nivaldo Piñaleo.

La planta procesadora de avellanas cuenta con máquinas de avanzada tecnología, que se dividen en cuatro estaciones para desarrollar el proceso y mantener vivas las tradiciones ancestrales.

 

RESPALDO

Desde el año pasado, los emprendedores de la comunidad El Avellano han enfrentado diversos desafíos y se han capacitado para entregar un producto de alta calidad, en un proyecto que cuenta con el apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria, Enel, Fundación Pehuén, la Universidad de Concepción y la Municipalidad de Alto Biobío.

La planta dispone de una sancochadora, una partidora y una seleccionadora que rinde cuatro sacos por hora. También cuenta con una tostadora que procesa 100 kilos por hora y una moledora con capacidad para 50 kilos por hora.

Las máquinas son de acero inoxidable y tanto la tostadora como la moledora son capaces de trabajar cualquier fruto seco, incluso trigo y ají para hacer merkén.

Actualmente están abocados a nuevos pedidos para eventos de la empresa privada y ser parte activa de la Feria del Piñón, que se realizará el vienes 19 y sábado 20 de abril en la Plaza Museo de Ralco.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes