suscríbete al boletín diario

Economía

Cuentas sin pagar se duplican y superan la media nacional en Biobío

La cifra aumenta de forma descontrolada y ha sido una constante en los últimos 5 años para nuestra Provincia.


 Por La Tribuna

28-03-2019_18-13-541__11.1.jpg

Son más de 4 millones de personas, a nivel nacional, que viven con impagos financieros, cifra que –lamentablemente- aumenta cada año, donde gran parte se encuentra en esta situación a través de sus tarjetas de crédito.

En un estudio de Chiledeudas.cl, elaborado en base a información de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, de dio a conocer que en diciembre de 2018 las operaciones con tarjetas de crédito registraron 13.477 millones de dólares, ubicándose el 5,2% en morosidad, esto es, 701 millones de dólares en total.

En el caso de la Provincia de Biobío, el 6% de las operaciones con tarjetas de crédito se encuentran con morosidad en diciembre de 2018, duplicando la cifra desde el 3% anotado en igual mes de 2017. Esto se sitúa sobre la media nacional, exhibiendo números elevados, lo que ha sido una constante en los últimos 5 años para la zona.

Al respecto, el director de Chiledeudas, Guillermo Figueroa, enfatizó que el 3% de las operaciones con tarjetas de crédito en diciembre de 2018 se encuentran en una morosidad superior a 180 días, lo que significa un fuerte crecimiento ante igual período de 2017, donde la cifra computaba 1,8%.

“En promedio, los chilenos tienen cuatro tarjetas de crédito por persona endeudada -bancarias y de multitiendas-, lo que es una práctica altamente nociva en términos financieros, ya que en cada plástico se cobrarán intereses y comisiones asociadas. Lo mejor es consolidar los préstamos en una sola, pues asimismo, se podrá controlar adecuadamente su uso, con orden”, sostuvo.

 

COTIZAR ANTES DE ENDEUDARSE

Dado lo anterior, Figueroa expresó que “es importante cotizar en distintas entidades financieras, comparar el CAE (Costo Anual Equivalente del crédito) y también intentar que el crédito por medio de tarjeta sea pactado en la menor cantidad de cuotas posibles".

Añadiendo que las deudas no son malas en sí mismas, eso hay que tenerlo claro, pero sí el sobreendeudamiento es negativo, pues lleva a la morosidad. “Hay que considerar que un endeudamiento responsable no debe superar el 50% de los ingresos mensuales de la persona o del grupo familiar”.

Al concluir, el profesional aseveró que al adquirir las denominadas obligaciones financieras, el producto más caro –y de más fácil acceso para la población- es el avance en efectivo que en general es ofrecido por las casas comerciales, con altas tasas de interés para el consumidor, que incluso pueden llegar a duplicar las de créditos de consumo.

DESDE SERNAC BIOBÍO

En tanto, con relación al tema, desde el Servicio Nacional del Consumidor –Sernac- Biobío, el director regional, Juan Pablo Pinto, expresó que “hemos visto que el mercado de las tarjetas de crédito, en general en el mundo hoy ha sufrido un crecimiento excesivo, donde se ve como absolutamente normal el medio de pago con tarjeta, por lo tanto no son raras las cifras que indica este estudio”.

A ello agregó que “partimos de la base que el endeudamiento cuando las personas están informadas, entrenadas respecto al manejo financiero no debiera ser un inconveniente, el problema ocurre es que hoy día respecto a que las personas que no siempre tienen conocimiento del mundo financiero hacen exceso a esos productos”.

Del mismo modo, Pinto manifestó que el servicio ha detectado, por ejemplo, que hay muchos jóvenes que todavía no generan ingresos, y que ya están accediendo a niveles de endeudamiento importante, precisamente por el uso de tarjetas de crédito. “Nosotros también tomamos cartas en el asunto, alertando y a la vez capacitando a la gente para que el manejo de la deuda sea responsable”.

Enfatizando que la primera ayuda debiera venir antes de contratar el producto, “ahí nosotros hemos desarrollado, precisamente, la capacitación e instrucción con mucha información en la web, respecto a educación financiera, creemos nosotros que muchas veces la gente al informarse, educarse toma mejores decisiones”.

MAYOR CANTIDAD Y FÁCIL ACCESO

Asimismo, el director regional de Sernac Biobío, sostuvo que no debemos olvidar que hoy este aumento explosivo de la deuda es también porque ha aumentado la cantidad de productos que hay en el mercado, y la facilidad de acceso.

“Hoy no es raro ver personas sin mayor respaldo, obtener tarjetas de crédito en comercios de retail, sin que se haya hecho una evaluación acuciosa de la situación financiera. No quiero decir con esto que las tarjetas se regalan, pero si para la mayoría de la gente es de muy fácil acceso tener más de 2 o 3 tarjetas de crédito, con cupos importantes, y empezar a usarlo sin haber cruzado los niveles de deuda entre uno y otro, entonces, nosotros como servicio hemos desarrollado capacitaciones en educación financiera, antes de y durante el proceso de la obtención de los productos financieros”, expresó.

Otro de los temas relevantes en esta materia, y que destacó el director regional es que esto se trata de una responsabilidad transversal, considerando que no es malo empezar a entregar educación financiera desde la enseñanza básica.

“Qué imagen tiene un niño que ve a sus padres pagar todo con tarjeta de crédito?, primero que esta tiene un cupo ilimitado y se puede comprar de todo, y segundo, si no se le explica bien, no se le educa bien, y aquello que está haciendo el comprado, el pagador en este caso el padre, la madre, lo que está haciendo es adquirir una deuda, la que, además tiene costo. Entonces creemos en primer lugar hay una misión por parte de los programas educativos que debieran incluir al menos un tópico básico de educación financiera”.

Finalmente, recalcó que las empresas oferentes, debieran ser capaces de entregar información simple, básica, explicar en qué consiste el producto que están entregando. “Nos hemos encontrado con que hay oferentes de tarjetas de crédito, que no le explican a consumidor cuáles son los costos, y no me refiero al costo de la deuda, si no que la tasa de interés y posibles comisiones que pudiese tener el producto financiero, entonces la responsabilidad es de todos”, concluyó Juan Pablo Pinto.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes