sábado 07 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Economía

Conozca las opciones para lograr su casa propia este 2018

Entre las alternativas que pueden hacer posible el sueño de ser dueño de una vivienda está el subsidio habitacional.


 Por Marcela Vidal

23-02-2018_19-50-121__9.1

El subsidio habitacional es un beneficio económico que otorga el Estado de Chile en apoyo a miles de personas que desean comprar una vivienda.

Existe la posibilidad de adquirir una propiedad completamente nueva, o también se puede comprar una usada.

Igualmente, algunos beneficiarios pueden obtener este subsidio habitacional 2018 y utilizarlo para la construcción de una vivienda en algún sitio del que sean dueños, o incluso en algún terreno urbano o rural en donde ya se haya construido una propiedad anteriormente.

El beneficio del subsidio habitacional es administrado y otorgado en Chile por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

Dependiendo de su tipología, los requisitos para el subsidio habitacional 2018 varían. Sin embargo, existen a lo menos tres requerimientos indispensables para quienes deseen acceder al beneficio mediante postulación: tener mayoría de edad alcanzada al momento de postular es uno de ellos; no haber gozado del beneficio anteriormente ni el postulante ni su cónyuge o pareja; asimismo, también es impedimento ser propietario actual de una vivienda, tanto para quien postula como para el cónyuge o pareja del postulante.

SUBSIDIO PARA LA CLASE MEDIA

Existen muchos tipos de subsidios habitacionales en la actualidad. Algunos son para comprar viviendas, pero también hay algunas modalidades que permiten el arriendo de viviendas. Asimismo está la modalidad de construir para los que poseen un terreno en alguna localidad rural o en la ciudad.

Existe igualmente un tipo especial de subsidio denominado para sectores medios, y conocidos comúnmente como subsidio para clase media, que permite a los beneficiarios obtener una cierta cantidad de dinero para comprar una vivienda nueva o usada, o también construir una dentro de un terreno propio, aunque incluso haya una vivienda existente.

El grupo objetivo al que está dirigido este tipo de subsidio está conformado por personas que no pueden pagar el valor total de una propiedad, pero gracias a su capacidad de ahorrar dinero podrían comprarla si es que recibieran un apoyo económico complementario, como un crédito hipotecario, o en este caso un subsidio habitacional. Este subsidio posee ciertos niveles de adjudicación, llamados Títulos.

El título I está conformado por grupos de sectores medios que para postular necesitan una calificación socio económica del Registro Social de Hogares. Por ende, el Título I está dividido en dos tramos.

El tramo 1 lo integran las personas o grupos que se ubican dentro del 50% de vulnerabilidad económica, cuyo monto máximo de ingreso mensual no sobrepase de 30 UF.

El tramo II lo componen personas o grupos familiares que integran el 70% de vulnerabilidad económica y cuyo monto máximo de ingreso mensual no supere las 40 UF.

Para el caso del Título II, no es necesario presentar el Registro Social de Hogares. Sin embargo, es requisito primordial poseer pre aprobación de un crédito hipotecario, emitido por una entidad crediticia, y un monto máximo de ingreso mensual de hasta 80 UF. Este requisito también es obligatorio en el caso del tramo II del Título I.

El subsidio para el Título II es mayormente conocido también por ser un subsidio al que optan una gran cantidad de jóvenes solteros, algunos de ellos profesionales que poseen cierto grado de poder adquisitivo, pero que necesitan un apoyo económico extra para conseguir la vivienda propia.

Los montos máximos de ingreso mensual para postular pueden variar dependiendo de la zona geográfica donde el postulante desee comprar la vivienda.

Otro de los requisitos para este subsidio habitacional es poseer un monto de ahorro mínimo según los títulos. El tramo I exige un monto mínimo de ahorro de 30 UF en una cuenta de ahorro con al menos 12 meses de antigüedad. Las viviendas que se deseen adquirir en este tramo no deben sobrepasar el monto máximo de 1000 UF. Para el tramo II es necesario poseer un ahorro mínimo para postular de 80 UF, y comprar viviendas con un máximo de valor de 1400 UF. En tanto, el Título II exige un ahorro mínimo de postulación de 80 UF y se pueden adquirir propiedades de un valor máximo de hasta 2400 UF.

Para quienes ya poseen un terreno propio pero no son dueños de una vivienda, el subsidio habitacional permite el financiamiento en parte para la construcción de una. Puede ser un terreno propio en la ciudad o en zona rural. Además, puede utilizarse la modalidad llamada densificación predial, que consiste en la construcción de una vivienda en un terreno donde ya está construida otra.

En esta modalidad existen dos opciones. La primera consiste en poseer un ahorro mínimo de postulación de 30 UF para la construcción de una vivienda que alcance un valor máximo de 1400 UF. La otra opción es poseer un ahorro mínimo de 50 UF para la construcción de una vivienda con un valor máximo de 2000 UF.

OPCIÓN DE CONSTRUIR UNA VIVIENDA

Al igual que en la modalidad de compra de una vivienda, el valor máximo de la vivienda construida puede variar dependiendo de la zona geográfica. Los montos para los beneficiarios de este subsidio habitacional varían dependiendo de los títulos y la zona geográfica. Los montos de subsidio habitacional 2018 para el Título I son distintos según el tramo.

El tramo I, posee un monto máximo de 700 UF (depende de la zona); mientras que el tramo II ofrece un monto variable como máximo de hasta 600 UF; finalmente  el Título II ofrece un máximo monto de hasta 450 UF.

La fecha de postulación de subsidio habitacional 2018 aún no está agendada, pero se puede ir consultando directamente en el sitio web del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
clase mediaMINVUSUBSIDIO HABITACIONAL

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes