suscríbete al boletín diario

Economía

Productores locales reconocen que hablar de aumento de precios es solo una especulación

El presidente de Federación de la Carne Biobío, aseguró que este era un tema que se conversaba hace meses.


 Por La Tribuna

22-03-2017_20-13-015.1-006

Muchas especulaciones se han levantado en torno al tema de las carnes podridas de Brasil, luego que desde Chile, se detuviera la importación del producto. Entre ellas, un posible aumento en su precio.

 

Frente a este escenario, y para conocer la postura de los productores locales, el presidente de la Federación de la Carne Biobío, Tomás Veloso, explicó que “la opinión que tenemos nosotros como agricultores ganaderos, es que el tema se venía anunciando hace varios meses, lo bueno es que hoy saltó a la luz pública por la investigación de las mismas personas de Brasil, explicando la existencia de re envasado de productos caducados, las que más encima tenían sustancia cancerígenas para que no eliminar el mal olor y estado de la carne”.

 

A ello, agregó que con esto se puede ver que no existen muchos controles, o no están bien determinados. “Políticamente Brasil no es un país de los menos corruptos, entonces se da para exista este tipo de situaciones”.

 

Consultado si esta situación vendría a perjudicar o beneficiar al rubro local, Veloso enfatizó que “yo no sé si esto nos viene a beneficiar o perjudicar, yo creo que el stock de carne esta hoy día en Chile, por lo menos hasta un mes más, y si no, habrá que comprarle a los otros actores presentes que son Paraguay, Argentina, Australia y otros países que también están entregando carne a Chile”.

 

Del mismo modo, manifestó que “un impacto, a lo mejor, podría ser un aumento en el precio, pero son especulaciones del mercado en definitiva, pero no creo que aquí a los productores le vayan a pagar más carne, porque importa un 50% de la carne que consumimos. No creo que vaya a ser mayormente ese el problema”.

 

Finalmente, y con respecto a si esto pudiese afectar a la economía de la provincia, el presidente de la Federación de la Carne Biobío, manifestó que esto sería solo un problema de corto plazo, “como dijo el ministro de agricultura,  esto es un problema de momento que hay que resolverlo, y yo creo que estarán las instancias, medios legales o de sanidad, los que están trabajando en el tema, o creo que va a ser un problema de corto plazo, y a nuestra economía, y mercado interno , no nos va a afectar”, concluyó Tomás Veloso.

 

 

CONFORMES CON MEDIDAS DEL MINISTERIO DE AGRICULTURA

 

Su conformidad con la prohibición decretada por el ministerio de agricultura para el ingreso de carnes brasileñas al país tras el escándalo producido en dicho país por carnes contaminadas, manifestó el presidente nacional de la Federación de productores de Carne del país, Carlos González Mufdi. 

 

“Es lo que corresponde,  el cierre completo a las carnes provenientes de Brasil y no sólo de las plantas afectadas por el escándalo como quería el ministro de Brasil”.

 

Las medidas van bien encaminadas, destacó, aunque enfatizó que debiera haberse decretado también el retiro de la carne brasileña de las góndolas, “no nos podemos arriesgar a la población a consumir sustancias cancerígenas y no debiéramos estar a disposición de las presiones como el cierre del mercado exportador que nos ha hecho Brasil”.

 

Asimismo, el directivo de Federcarne agregó que esta no es la primera vez que se ha tenido problemas con el mercado brasileño, recordando situaciones como la internación de carne con parásitos ocurrida hace pocos años.

 

 

DESIGUALDAD DE PRODUCTOS

 

Destacó, además, que esta es una oportunidad para que los consumidores pongan atención a la clara desigualdad existente entre las carnes que se importan con respecto a la carne chilena, que cumple los mayores estándares sanitarios a nivel mundial, mientras que “ahora está más que demostrado que las carnes brasileñas no aportan ninguna confiabilidad”.

 

González recordó que este no es un reclamo reciente, sino que es una demanda que se ha hecho por años por parte de los agricultores nacionales que exigen que se eleve el estándar de medición para los exportadores.

 

“El Servicio agrícola y Ganadero hace un monitoreo constante monitoreo de los productos que entran a Chile, pero aquí volvemos a un punto que se ha discutido anteriormente, y es que el SAG no tiene recursos para tener un inspector en cada planta en Brasil. Eso lleva a que los productores son fiscalizados por entidades de cada país, contratados por el SAG.”

 

A lo que añadió que aquí hay medidas que podrían tomarse, como realizar una fiscalización al llegar a destino, país, que se saquen muestras al llegar a aduana, porque hay una tremenda responsabilidad por parte del Estado. Pero no son los únicos responsables, en opinión de la Asociación Gremial.

 

“Aquí también hay una irresponsabilidad de los importadores, una tremenda responsabilidad de los supermercados, que han estado ausentes en esta polémica”.

 

Finalmente, Carlos González, enfatizó que no van a impedir  que entre carne de Brasil, pero el punto clave es que, si la dueña de casa quiere sanidad tiene que dejar de comer carne brasileña, porque no hay nada que certifique que la carne es buena.

 

“En general tenemos problemas con las carnes del Mercosur, Brasil no es el único país en que se han detectado irregularidades. El consumidor chileno lo que tiene que entender, es que se estaban aplicando químicos para que la carne que ya estaba en mal estado mejorara su textura y color, pero son productos cancerígenos, que provocaron que hoy día Brasil tenga la mayoría de los mercados cerrados”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes