suscríbete al boletín diario

Economía

Comerciantes de paseo semipeatonal Colón preocupados por baja afluencia de público

La primera etapa de la remodelación ya comenzó a operar, lo que está dejando desde ya varios inconvenientes a los locatarios.


 Por La Tribuna

20-01-2017_22-23-529120-01-17

Como ya había sido anunciada hace algunas semanas, el comienzo de las obras de reparación del paseo semipeatonal Colón ya trae las primeras molestias para los comerciantes.

Y es que la poca afluencia de público y seguridad preocupa a los locatarios de la primera zona intervenida, el sector entre calle Tucapel y Rengo.

Ricardo Carvajal, administrador de la importadora “Mil ofertas”, comentó a La Tribuna Finde que “todos sabemos que la empresa no está haciendo las reparaciones como corresponde, en el sentido de los plazos. Ellos fijaron 11 meses de plazo y este trabajo podría ser perfectamente para 5 meses”.

Lo anterior, según argumentó, se debe a que “ellos dicen que van a trabajar por tramos, el primero que es del 16 de enero al 30 de abril y uno ve todos los días 2 personas trabajando a media máquina, hacen dos cosas, se ponen bajo la sobra, entonces el ritmo de trabajo no es el mismo. A lo menos deberían haber 10 personas trabajando”.

Asimismo, destacó que no hay voluntad de la empresa en hacer bien los trabajos, porque está siendo todo muy lento.

Respecto a conversaciones con ECM Ingeniería, el administrador del local manifestó que “uno no saca nada con conversar con la empresa, si al final no vamos a llegar a ningún acuerdo. Ellos hicieron una reunión con la Cámara de Comercio para ver esto, pero ellos tienen establecidos sus plazos para trabajar y yo creo que lo van a hacer así”.

El problema- explicó Carvajal- es que la lentitud de los trabajos los perjudica de gran forma. “La gente ve un ladrillo o una tabla y no pasa”, declaró.

Respecto al futuro de las ventas en los meses que viene, aseguró que “ojalá que febrero sea mejor, porque enero ha sido terriblemente malo”.

Asimismo, Carvajal culpó al municipio por el problema que se genera actualmente, y es que –según su parecer- fue el municipio quien no inspeccionó las primeras obras del paseo Colón, lo que derivó en los problemas que todos conocen y que hoy tienen a la empresa nuevamente reparando la infraestructura del lugar.

 

LA SEGURIDAD TAMBIÉN ES UN PROBLEMA

Pese a que lo más notorio es la poca afluencia de público en el lugar, existe otro punto bastante importante para los comerciantes: la seguridad.

Juan Carlos Vidal, propietario de Joyerías Vidal, aseguró a La Tribuna Finde que “por el cierre de la calzada vehicular, la gente de por sí ya le hace el quite a las obras que se están haciendo, pero el tema de la seguridad es lo que más nos preocupa, porque al estar cerrado con estas panderetas que pusieron hay menos visibilidad”.

A ello, agregó que con eso están más expuestos a que les puedan abrir los negocios en las noches.

“Este tema nosotros lo conversamos en una reunión con Carabineros y ellos, supuestamente quedaron de hacer más vigilancia, que hasta ahora no lo he visto, pero estamos recién partiendo”.

En ese sentido, dijo que la preocupación existe, porque el local fue víctima de dos robos en el período de la construcción del paseo.

Otro de los problemas que mencionó Vidal, es que no existe una entrada para los vehículos de emergencia. “no pueden ingresar la ambulancia, Bomberos y la policía. Aumenta la delincuencia, porque los ladrones tienen donde esconderse”, aseveró. 

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
comerciantesLa TribunaLos Ángelespaseo colon

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes