suscríbete al boletín diario

Economía

Exportaciones forestales: El escenario regional no debería experimentar cambios significativos

El presidente de Corma explicó que la disminución de exportaciones se refiere –principalmente- a un tema precios de los productos, y no a una menor producción física, la que en realidad aumentó.


 Por La Tribuna

28-12-2016_18-34-035.2

Este miércoles, la Corporación Chilena de la Madera –Corma-, dio a conocer su proyección en lo que respecta a las exportaciones forestales para el cierre de este 2016 y el escenario para el 2017. Previendo una disminución en el monto total, la que también se mantendría durante el próximo año.

Según el detalle, Corma proyectó que las exportaciones forestales cerrarán el año con envíos por un total de US$ 5.300 millones, lo que representará una baja del orden del 3% respecto a los envíos registrados el 2015. Para el 2017, en tanto, el gremio prevé un desempeño similar al 2016, estimando que las exportaciones sectoriales totalizarán entre US$5.300 a 5.400 millones.

En este sentido, el presidente de la corporación, Fernando Raga, explicó que la disminución del 3% en el monto total con que terminaría el 2016, obedece principalmente a la baja en los precios internacionales de los principales productos forestales, pese a que se ha presentado un aumento en los volúmenes exportados.

SITUACIÓN LOCAL

Las exportaciones forestales en Biobío superan el 40% de participación en el total exportado.

Según las últimas cifras entregadas por el Instituto Nacional de Estadística, durante el mes de octubre, las exportaciones forestales en Biobío alcanzaron un monto de 151,4 millones de dólares, exhibiendo una contracción de 13,5% respecto a igual mes del año anterior.

Frente a esta situación, y según lo dado a conocer por Corma, La Tribuna consultó al presidente de la corporación, Fernando Raga, si para esta zona la situación de las exportaciones sería similar.

En este sentido, explicó que “la disminución de exportaciones el 2016 respecto al 2015 es relativamente pequeña, y se refiere principalmente a un tema precios de los productos, y no a una menor producción física, la que en realidad aumentó. En la Región del Biobío esta situación se vio reflejada en que algunas empresas efectuaron ajustes de costos, lo que en algunos casos significó reducciones de personal”.

Asimismo, agregó que “no esperamos un empeoramiento de esta situación para el 2017, sino más bien una mantención de las condiciones del 2016, por lo que la situación en Biobío no debería experimentar cambios significativos”.

FACTORES INFLUYENTES

Esta situación se explicaría por una serie de factores que se han ido dando en el sector. En esta línea, Fernando Raga sostuvo que “la baja en el valor de las exportaciones, pese a incrementarse en volumen, se debe a un deterioro de los precios, tanto en celulosa como en maderas sólidas y tableros”.

Es por ello que, en el caso de la celulosa, afectó el debilitamiento relativo de China y una importante incorporación de mayor oferta en fibra corta.

Y en lo que respecta a maderas aserradas y tableros, el débil crecimiento de algunos mercados, sumado a la depreciación de monedas de países competidores, les permitió mejorar su competitividad relativa, bajando sus precios en dólares y euros, concluyó el presidente de la Corporación Chilena de la Madera.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes