lee nuestro papel digital

Economía

Productores de trigo locales han disminuido en más de un 20% sus ganancias

La imparable disminución de su precio y el déficit hídrico en la zona, son los factores que más preocupan a agricultores de la Provincia de Biobío.


 Por La Tribuna

10-11-2016_19-50-575.1-001

La preocupación es bastante grande. Los precios del trigo que se están observando desde la temporada anterior a la actualidad, no son halagadores para los agricultores de la provincia de Biobío, en quienes cada año ha ido aumentando la intranquilidad por la disminución del valor de este cereal.

Bajo este complejo escenario, el miércoles, se llevó a cabo un seminario – charla,  acerca de la crisis del trigo en Biobío, actividad organizada por el Comité Técnico Asesor – CTA –  de la gobernación de la provincia.

Tras el encuentro, el Ingeniero Agrónomo y jefe técnico Prodesal de Yumbel, Cristián Pérez Rodríguez, explicó a La Tribuna que “el año pasado llegamos a 14 mil pesos el quintal, y este año no se vislumbra mayor diferencia en los precios, a lo mejor puede que vayan disminuyendo. Con esta situación se ve afectado –prácticamente- todo el mundo agrícola de la provincia de Biobío”.

Junto con ello, agregó que el tema hídrico también es de gran relevancia. “Estamos viendo prácticamente dos mil millones de metros cúbicos de déficit en la Laguna Laja, y eso es lo provee el riego para todo lo que es el sector de la provincia, esta toda el área de pre cordillera, que es una muy buena productora de trigo, y ese déficit va a expresarse en el tema productivo” puntualizó.

 

CASI UNA DÉCADA CON UN DIFÍCIL PANORAMA

Ya desde el año 2011 se ven diferencias importantes en la gráfica de producción, rendimiento, y sobre todo en el precio del trigo. “Ya llevamos casi una década de un panorama no muy atractivo”, sostuvo el ingeniero agrónomo.

De este modo, precisó que “prácticamente nos está quedando un margen de utilidad de 60 mil pesos por hectárea, con eso la ganada que tiene el productor con ese margen es nada. Hay un preocupante tema de precio, tuvimos un valor sobre los 30 mil pesos el quintal, y nos quedaban 200 0 300 mil pesos por hectárea”.

Asimismo, el profesional agregó que en antes no había tanta importación de trigo, razón por la cual, se podía mantener un nivel de precio nacional, pero, a medida que los volúmenes fueron bajando y las importaciones creciendo, el precio del trigo ha ido disminuyendo con un techo de casi de $140 pesos el kilo, es decir $140 mil el quintal, y eso, ubicado en los mejores escenarios, con un muy buen gluten, bajo porcentaje de humedad, trigo limpio, cosa que en el campo no se ve mucho.

“Esto nos afecta mucho, sobre todo a la agricultura familiar campesina, con menos dinero, disminuye la compra y la actividad comercial de los mismos productores. Es decir, voy a comprar menos insumos y tener menos rendimiento, las molineras van a tener un precio más caro, el pan va a seguir subiendo, y eso ya se está viendo, que si hay menos productos a ofrecer más caro se va poniendo todo”, manifestó el jefe técnico Prodesal de Yumbel.

 

LA SOLUCIÓN

La única alternativa que los agricultores ven, en estos momentos, es ir disminuyendo los costos, pero utilizando la tecnología y los avances, tanto genéticos en las nuevas variedades de trigo que está sacando el INIA, para poder paliar esto, con un trigo de menos altura, mayores rendimientos, menos requerimientos hídricos y que aguanten más el tema de las tendeduras, “esas son todas características que necesitamos para poder ir mejorando nuestros rendimientos, y también soportando esta diferencia de precios”.

En este sentido, el agrónomo enfatizó que, si bien existen programas de apoyo a la agricultura, se necesita buscar otras formas de ayuda, “necesitamos disminuir -un poco- los costos de producción, y que salga humo blanco con respecto a ese margen que tanto necesitamos”.

Finalmente, Cristián Pérez fue enfático en expresar que esta crisis no tendrá solución a corto plazo, “de ninguna forma hay una solución a corto plazo, la situación está bien clara para el negocio del trigo, si no hay un apoyo estatal, subvenciones como ya lo vienen realizando, prácticamente la agricultura va a ser muy cara para producir”.

 


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes