suscríbete al boletín diario

Economía

Actividad de la construcción se mantiene en bajos niveles de crecimiento en Biobío

Además, las condiciones de acceso al crédito continúan restrictivas, tanto para empresas como personas.


 Por La Tribuna

24-10-2016_18-47-175.1

Durante agosto, el Índice de Actividad de la Construcción Regional (Inacor) para Biobío, arrojó un crecimiento de un 2,5% -cifra que si bien es 0,5% más alta que el mes anterior- sigue dando cuenta del proceso de estancamiento y debilitamiento que está experimentando la actividad sectorial en esta zona.

Así lo explicó el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción –CChC- Los Ángeles, Claudio Moraga, quien manifestó que “desde enero sabíamos que tendríamos un año complejo dado el escenario económico, las menores iniciativas de inversión privada y la reducción del gasto público”.

En ese sentido, el presidente, declaró que para el período analizado “salvo el dinamismo que aún mantiene la construcción de viviendas con subsidios, la inversión privada en vivienda mantiene una lenta tasa de reposición y lo que hoy existe es producto de proyectos planteados con anterioridad que se están concretando. Así también, en lo que se refiere a construcción de obras públicas, la lentitud de las licitaciones ha sido determinante en las menores perspectivas en torno al desempeño del sector”.

A su vez, recalcó que “la aprobación de permisos para la edificación en la provincia durante el año está exhibiendo una fuerte caída, la que según cifras a la fecha lleva un 44% de contracción en doce meses. Asimismo, en lo que va del año tenemos una baja de un 60% (ene-ago) lo que claramente indica que el sector está deprimido y pesimista respecto a su crecimiento”.

Esto también tiene relación con lo que ocurre a nivel nacional, donde el Índice Mensual de Actividad de la Construcción (Imacon) aumentó 1,0% anual, cifra inferior a la observada en el mes inmediatamente anterior (1,5% anual) y al crecimiento promedio anual de los últimos cinco años (4,9%). “El indicador anotó en el margen una contracción de 0,2%, ubicándose por sexto mes consecutivo, bajo la tasa promedio mensual de mediano plazo (0,4%), lo que es síntoma de que el sector experimenta una etapa de desaceleración de su actividad”, explicó.

 

 

 LA DESCONFIANZA DE LOS EMPRESARIOS

En el corto plazo, si bien la confianza de los empresarios de la construcción repuntó levemente durante agosto, ésta continúa permaneciendo en un régimen pesimista, incluso, algo menor al experimentado durante la recesión de 2009. Es decir, se mantiene el deterioro, lo que constituye, en sí mismo, un riesgo para el crecimiento del sector, principalmente, porque su inercia podría dar lugar a lo que en la literatura especializada se conoce como “profecías autocumplidas”.

Sin embargo, el presidente de la CChC, Claudio Moraga, valoró los últimos anunciados realizados en torno a que en diciembre se concretaría la licitación de la esperada ruta Q-180 y de los recursos aprobados para el diseño del centro fronterizo Pichachén, obras que van a generar un impulso para el crecimiento del sector, ya que “tal como lo hemos señalado desde la CChC, la infraestructura es clave para que nuestra provincia crezca y se desarrolle, entregando progreso y la calidad de vida a las personas”.

De este modo, Moraga sostuvo que “según nuestro último Informe Infraestructura Crítica para el Desarrollo (ICD), se observó que las necesidades de inversión en infraestructura que nuestro país requiere concretar al año 2025, son de un total de 151.000 millones de dólares. De toda esta inversión lo que necesariamente debe ser público es del orden del 10%, el 90% restante, se ejecuta privadamente o bajo alianzas público-privada, que es lo que queremos para dar mayor dinamismo al sector”.

Finalmente, consultado sobre cuáles serían las principales consecuencias de este crecimiento negativo, el presidente del gremio de la construcción, aclaró que “ciertamente el impacto está en la generación de empleo, ya que por cada puesto de trabajo que la construcción genera se crean dos o tres de forma indirecta, si tenemos bajo crecimiento, se destruyen plazas de trabajo que afectan a la comunidad”, concluyó el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción de Los Ángeles.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes