lee nuestro papel digital

Destacados

Gremios solicitan “en el más breve plazo” solucionar tomas en Central Pangue y fundo San Miguel 

** Mientras que Socabio conversó con encapuchados en el fundo San Miguel para buscar garantías de que la familia de tercera edad víctima de este hecho no sea atacada ni destruyan sus bienes, la junta de vigilancia de la cuenca del Biobío precisó que la toma en las afueras de Pangue “pone en evidente riesgo a los distintos sectores productivos”


 Por Cristian Salazar

TOMAS

Su preocupación y un llamado a las autoridades a resolver las tomas “en el más breve plazo” realizaron gremios de la provincia de Biobío ante los hechos que se registran en la comuna de Alto Biobío, tanto con la toma en las afueras de la Central Pangue, como el hecho originado el pasado fin de semana en el fundo San Miguel, donde desconocidos iniciaron una “recuperación territorial”.

Mientras que Socabio conversó con encapuchados en el fundo San Miguel para buscar garantías de que la familia de personas mayores víctima de este hecho no sea atacada ni destruyan sus bienes, la Junta de Vigilancia de la cuenca del Biobío precisó que la toma en las afueras de Pangue “pone en evidente riesgo a los distintos sectores productivos”.

TOMA EN FUNDO SAN MIGUEL

El presidente de Socabio José Miguel Stegmeier estuvo durante el fin de semana en la comuna de Alto Biobío y participó de la conversación con quienes protagonizan la toma del fundo San Miguel. En este sentido indicó que “para nosotros, como miembros de Socabio era y es imperioso acompañar y solidarizar con una familia de agricultores que está sufriendo una violenta usurpación, más aún cuando son un matrimonio ya de avanzada edad. Es muy traumático e injusto lo que están viviendo, ya que hace unos años fueron atacados por encapuchados, en el mismo predio San Miguel aledaño a Ralco, en que se destruyeron y quemaron casas, instalaciones y equipos, una central de paso y pesebreras. Esto además significó que varios caballos murieran calcinados por las llamas”, precisó.

Junto con ello, Stegmeier agregó que “solicitamos poder conversar con los encapuchados que están realizando la usurpación, principalmente para obtener las mínimas garantías de que la familia Wild no sería atacada y que tampoco destruyeran sus bienes, como así mismo plantearles que la opción que están tomando, que es brutalmente criminal, es el peor camino que pueden seguir para intentar algún tipo de reivindicación. A raíz de estos hechos hemos tomado contacto con las autoridades responsables en estas materias, esperando una pronta solución, de tal manera se imponga el Estado de Derecho y la justicia y así las personas y sus familias, particularmente la familia Wild, puedan realmente sentir el amparo del Estado mediante la aplicación de las herramientas legales con que este mismo Estado cuenta”, enfatizó.

En esa misma línea, el presidente de Socabio puntualizó que “adicionalmente se ha estado informando de esta lamentable situación a la Embajada y Consulado de Suiza, para que puedan ayudar amparando a sus connacionales, como es el caso de esta familia que ya por más de cuatro décadas llegó de Europa a nuestro país. Haremos todos los esfuerzos y recurriremos a todas las instancias correspondientes como gremio de agricultores, para que en nuestra provincia y provincias aledañas, pueda recuperarse la seguridad y también el respeto y amparo de los derechos humanos de tantas víctimas, que en este caso además corresponde a un matrimonio ya mayor y que sólo ha pretendido colaborar en el desarrollo y la paz de Alto Biobío, durante prácticamente 45 años”, finalizó.

JUNTA DE VIGILANCIA CUENCA DEL BIOBIO Y TOMA EN CENTRAL PANGUE

Por su parte, la Junta de Vigilancia de la Cuenca del río Biobío se refirió a la toma que se mantiene en las afueras de la Central Pangue a través de un comunicado, y donde solicitaron a las autoridades locales a “tomar todas las acciones necesarias para terminar, en el más breve plazo, con esta intervención de la central hidroeléctrica Pangue que pone en serio riesgo a la comunidad y usuarios del río, a la población de la región y a la nación”.

En particular, la organización dio a conocer su preocupación por esta situación, “es nuestro deber alertar a las autoridades y a la población en general que, esta situación pone en evidente riesgo a los distintos sectores productivos que dependen directamente del normal escurrimiento del agua en el río Biobío y, muy especialmente, el abastecimiento de agua potable a la mayor parte de la población de la región”, se precisó.

En esa misma línea, enumeraron las acciones que, de provocar una falla de la operación de la Central, podría limitar las descargas a menos de 35 metros cúbicos por segundo, generando consecuencias como   “poner en riesgo a toda la población de la ribera del río, incluso algunos centros poblados cercanos al mismo, al no poder controlar adecuadamente los caudales de una eventual crecida de invierno, afectar a más de 900 mil personas cuyo abastecimiento de agua potable depende de cotas de extracción que podrían verse afectadas en las comunas de Santa Bárbara, Hualqui, Chiguayante, Santa Juana, San Pedro y Concepción; poner en riesgo la estabilidad del sistema eléctrico nacional, debido a la detención obligada de las centrales Ralco y Angostura, lo que compromete un bloque de generación de unos 1500 MW; afectar a más de tres mil agricultores debido a la imposibilidad de extraer agua por medio de las bocatomas de varias organizaciones de regantes; comprometer la productividad de empresas de distintos rubros como la siderurgia, el papel, procesadoras de alimentos y otras, al limitar la capacidad de extracción desde el cauce; y afectar gravemente el ecosistema fluvial”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
Alto BiobíoCentral PangueFundo San Migueltomas
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes