lee nuestra edición impresa

Destacados

“Delicias de Eduarda”: El emprendimiento que apuesta por la fusión de frutas y sabores

En un estallido de sabores se convierten las mermeladas de Eduarda, quien apuesta por la mezcla de sabores. Entre ellos; frutilla, arrayán y murta; frutilla-frambuesa; membrillo, maqui y cereza o frutilla-higo nuez, entre muchas.


 Por Claudia Robles

Mermela

La paciencia, la tenacidad y la innovación son algunas de las características que definen a Eduarda Cea, quien luego de trabajar por años en una empresa constructora en Santiago decide dar un paso al costado, y cambiar la agitada vida en la capital por el retorno a sus orígenes, en Choroico, en Nacimiento, su tierra natal.

Al fallecimiento de sus padres vuelve a la casa donde vivió su niñez y adolescencia, siendo sus hijos, el motor de arranque al nuevo emprendimiento, “en el campo había muchas frutas que se perdían al paso de los meses y esas frutas eran producto del amor a la tierra y de años de sacrificio y dedicación familiar”, relata Eduarda Cea al abrirnos las puertas de su hogar, entre empinados cerros, donde la naturaleza brota con generosidad de la mano del ingenio y la perseverancia.

Cada mermelada la prepara de principio a fin hasta conseguir  cerrar cada uno de los frascos para asegurar la preparación. Reconoce que en el proceso previo a las preparaciones cuenta con el apoyo de vecinos y vecinas que recolectan frutas y que con posterioridad ella compra para la preparación de las mermeladas caseras pero que desde ese momento en adelante es ella quien se dedica a cada uno de los procesos. 2Es importante el cariño que uno le pone a las cosas, en este caso a la preparación de jugos, mermeladas o salsas de tomates caseras. Todos podemos hacer una preparación con los mismos ingredientes pero el resultado a ser totalmente diferente” comenta mientras suspira con cada una de las preparaciones que inundan de olores y sabores su Sala de Preparados.

Además de mermeladas y jugos, Eduarda Cea se dedica a las conservas y a la preparaciòn de salsa de tomates casera.

SUS INICIOS 

Eduarda en sus inicios partió con el Programa de Desarrollo Local –Prodesal, una iniciativa en convenio entre la Municipalidad y el Instituto de Desarrollo Agropecuario Indap, “los primeros tiempos fueron difíciles hasta que logré estabilizarme”, siendo determinante la capacitación que consiguió a través del aprendizaje en la elaboración de agroalimentos.   

Así con ingenio y creatividad comienza a fusionar algunas frutas que terminarán por dar el sello a sus productos. Comenta que se debe conocer las características de cada una de las frutas pero además de manera particular las necesidades al momento de preparación, “la idea es evitar la sobrecocción y usar la medida justa de azúcar para que así cada fruta mantenga su sabor y sus propiedades”.

Así, a lo largo del tiempo ha conseguido participar de ferias de emprendedores en Nacimiento, Concepción y Los Ángeles, y en la medida que las personas conocen de sus productos.

“Me han hecho pedidos de otras ciudades y muy pronto, estaré también, por primera vez, en un puesto en Fibra Local en Temuco” expresa con orgullo y satisfacción, al anticipar que muy pronto sus agroelaborados estarán a la venta en Espacio Fibra Local de CMPC, en calle Arturo Prat 427 en la ciudad de Temuco.

DE HUERTOS FRUTALES A HONGOS SILVESTRES

Mientras su hija actualmente de 10 años le ayuda a etiquetar los frascos de mermelada, que escasearon durante el primer año de pandemia, comenta que hay productos de mayor éxito en las ventas, “como la mermelada de frutilla, arrayán y murta que es la que tiene mayor aceptación para el deleite de clientes de todo Chile”, tanto así que rápidamente quedó sin stock.

Una veintena de productos elaborados forman parte de las alternativas que se encuentran en las estanterías de Delicias de Eduarda.  No solo mermeladas, sino que también jugos naturales,  conservas de habas, de hongos comestibles -como  digueñes, changle y lebre-.  

Eduarda Cea reconoce que cada una de las preparaciones tiene su tiempo de cocción y maceración, y en el caso de las mermeladas, “para que la fruta mantenga sus propiedades, la cocción debe ser la adecuada, sin excederse. Antiguamente era un kilo de frutas por un kilo azúcar… La cocción y el azúcar van de acuerdo a la fruta, evitando que pierda su sabor original” expresa con orgullo mientras exhibe las mermeladas que ha preparado sin descuidar ni el más mínimo detalle.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
changleconservasdigueñesEmprendeFrutosmermeladasmurta

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes