suscríbete al boletín diario

Destacados

La historia de Don Amado: El podador que murió camino a El Peral

El incidente costó la vida de Amado Contreras, un hombre que, a sus 70 años, seguía trabajando. Iba a su trabajo cuando encontró la muerte.


 Por Patricio Gallegos

BeFunky-collage-10

Gran impacto generó la muerte de un hombre en la localidad El Peral, en el sector Santa Laura, en Los Ángeles, esto producto de una caída de un árbol, sobre un automóvil. 

Mientras pasaron las horas, se fueron conociendo más datos del mortal hecho, que le costó la vida a don Amado Contreras de 70 años, quien iba de copiloto; mientras que su hijo quedó con graves lesiones que lo tienen internado en el Hospital Dr. Víctor Ríos Ruiz de Los Ángeles.

Este lunes Contreras iba a cumplir diez días trabajando en la empresa CMC, quien presta servicios a la municipalidad de Los Ángeles, para la poda y tala de árboles, esto después de estar un año y medio en su casa por ser considerado paciente crónico producto de la pandemia, así lo relató Cristian Pincheira, un compañero de trabajó, quien además le sacó una fotografía el viernes, cuando sin pensar sería la última vez que lo vería con vida.

Pincheira en conversación con diario La Tribuna, agregó que “yo le tenía mucho cariño a ese hombre, al igual que todos los compañeros que trabajan en la municipalidad, yo me despedí el viernes de él, puedo decir que era el mejor podador que había en Los Ángeles, les enseñó a todos los viejos como se tenía que trabajar los árboles, todos le teníamos mucho cariño y respeto, merece ser destacado… era un viejo bueno”.

Otro de los compañeros que tuvo cercanía con Contreras, fue Marcelo Freire, quien comentó que “yo estuve el día sábado con él, estaba muy contento de volver a trabajar dada la contingencia en que se encuentra Los Ángeles, yo lo molestaba harto porque parecía canasto con pato, era un hombre que conversaba mucho y entregaba mucha buena energía, era cascarrabias igual, pero era un buen gallo”.

“Lamentamos harto su deceso, más con la paradoja de la vida, ya que era un gran podador, una persona de mucha experiencia, tenía mucho conocimiento de árboles y de las formas de trabajar, y todos los que estuvimos con él aprendimos mucho, ya que entregó mucho conocimiento, lamentablemente nos dejó, pero como dicen los buenos se van y los malos se quedan”, sostuvo Freire.

Cabe señalar que la SIAT en Biobío se encuentra investigando la dinámica y circunstancias de los hechos, y a su vez hacen un llamado a los conductores y usuarios de las vías a desplazarse de manera segura, sobre todo cuando hay mal tiempo.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
El PeralLa TribunaLos Ángeles

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes