suscríbete al boletín diario

Destacados

Central Rucalhue: "El proyecto no extrae ni regula el caudal de los ríos"

Ambientalistas opositores al proyecto declinaron referirse al tema, la líder de las comunidades organizadas contra iniciativas energéticas aseguró que las manifestaciones continuarán.


 Por Patricio Gallegos

Imagen 5,1

Desde hace un tiempo a la fecha, el proyecto de la Central Hidroeléctrica Rucalhue ha estado en la palestra por diferentes agrupaciones ambientalistas de la provincia de Biobío, que piden que la empresa desista de continuar con esta obra y que se retire de la zona.

Sin ir más lejos, el fin de semana que recién pasó hubo una masiva movilización en la comuna de Santa Bárbara para procurar detener la construcción de esta iniciativa de generación hidroeléctrica que lleva a cabo la empresa China International Water and Electric Corporation, filial internacional de la Corporación de las Tres Gargantas (CTG).

Una de las asistentes a esta marcha representante de las agrupaciones ambientalistas en la zona, Vilma Mellado, quien lidera las manifestaciones contra los parques eólicos en la zona de Los Ángeles, declaró que “lo que se está haciendo es un trabajo de preocupación de todas las comunidades de la región, por todos los problemas ambientales, ya que no solo son las hidroeléctricas, los fotovoltaicos, sino que todo se está conjugando para que seamos una zona de sacrificio y esto nos va a obligar a desplazarnos”.

Mellado agregó que “esto está recién comenzando, vamos a hacer la lucha en todos los territorios, vienen más actividades porque hay que sumar el tema del plano regular en Concepción, el tema de los humedales. Todas las comunidades estamos trabajando unidas, estamos educando a las comunidades porque no es fácil leer ni entender los proyectos”.

Diario La Tribuna se contactó con los líderes de las agrupaciones ambientalistas en Santa Bárbara que se oponen a la central Rucalhue, encabezadas por la “Agrupación Juvenil Semillas del Lirquén Rucalhue”, pero declinaron en conversar con este medio.

Sí respondió la empresa de capitales chinos que, a través de un cuestionario respondido por correo electrónico, entregó su punto de vista.

-¿Qué opinión tienen del movimiento que se está levantado en contra de instalación de la central Rucalhue?

Primero que todo, la empresa entiende y reconoce el derecho de las y los vecinos a manifestarse y plantear sus preocupaciones. En un Estado de Derecho ello supone hacerlo con pleno respeto a las normas, con respeto a todas las opiniones y posturas que existen en el territorio

Atendiendo la preocupación de la comunidad, desde el año 2013 hemos realizado varias reuniones con diferentes actores claves de las comunidades de Quilaco y Santa Bárbara, donde hemos presentado el proyecto, explicado sus impactos y sus respectivas medidas de compensación, mitigación y reparación. Para la empresa, el diálogo en un proceso constante lo seguiremos haciendo todo el tiempo que sea necesario.

Además, nuestro proyecto cuenta con su Resolución de Calificación Ambiental (RCA) aprobada, lo que demuestra que el proyecto se ajusta plenamente a la legislación ambiental actual del país.

-¿Han tenido conversaciones con las agrupaciones medioambientales de la provincia?

Actualmente tenemos conversaciones y mesas de trabajo con varias organizaciones cercanas a nuestro proyecto: Juntas de Vecinos, Unión Comunal de Juntas de Vecino, Club Deportivo, comunidades indígenas, Comité de Agua Potable Rural, y Municipalidades.  A través de un proceso de diálogo franco y sin prejuicios, hemos logrado importantes acuerdos con algunos de ellos. Actualmente tenemos firmados siete Convenios de Cooperación, que se traducen en aportes en temas de educación, salud, fortalecimiento comunitario, turismo, entre otros.  

Estamos disponibles para reunirnos con todas las organizaciones y vecinos que deseen establecer un diálogo abierto y de buena fe.

-¿En qué etapa del proceso se encuentra la central Rucalhue?

La Central Rucalhue comenzó su construcción en noviembre del año 2020, cumpliendo con todos sus compromisos ambientales y sociales, incluyendo la contratación de servicios y trabajadores de las comunas de Quilaco y Santa Bárbara. Este trabajo se vio interrumpido por una toma ilegal, lo que ya está solucionado y, en consecuencia, esperamos en el breve plazo retomar la normalidad en la ejecución de los trabajos con pleno respeto de nuestra RCA.

-Como empresa, ¿Qué llamado hace a la comunidad ante negativa de la instalación de este proyecto energético?

Más que un llamado a la comunidad, nuestro objetivo es hacer bien el proyecto y mantener y mejorar la comunicación con la comunidad sobre los reales alcances del proyecto, y reforzar nuestra disposición al diálogo y a la búsqueda de acuerdos que beneficien directamente a los vecinos de ambas comunas. 

Es muy importante, por ejemplo, explicar que el proyecto no extrae agua ni regula el caudal de los ríos y, por lo tanto, no existe una afectación sobre el recurso agua.

Lo otro que es muy relevante, a propósito de los efectos del cambio climático, es el aporte que este tipo de energía y proyectos aporta al sistema energético, porque es energía limpia y sustentable ayudando a reducir los efectos del cambio climático y no recurrir a fuentes más contaminantes como está ocurriendo en estos días como consecuencia de la sequía en el norte y centro del país. Desaprovechar este tipo de energías significa acelerar el cambio climático.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
central RucalhueLa TribunaQuilacoSanta Bárbara

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes