suscríbete al boletín diario

Destacados

Rodrigo Díaz: “La provincia de Biobío va a tener el mejor trato que va a tener en su historia”

Gobernador regional electo, que ganó de manera categórica a la representante del oficialismo, Flor Weisse, insistió en que “debemos contrapesar ese poder de decisión de Santiago con autoridades que conozcan el terreno y cómo afectan los problemas que desde Santiago no ven, la calidad de vida cotidiana de las personas”.


 Por Juvenal Rivera

Votación Rodrigo Díaz, segunda vuelta gobernador regional (2)

Los resultados de la segunda vuelta para la elección de gobernador regional del Biobío fueron totalmente rotundos categóricos: Rodrigo Díaz Wörner, el postulante independiente al cargo obtuvo el 71,35% de las sufragios frente al 28,64% de su contendora, Flor Weisse Novoa.

De esta forma, Díaz – trabajador social de 54 años que justo ayer estuvo de cumpleaños – se convirtió en el primer mandamás de la región que asume dicha función a través del sufragio popular, poniendo fin a las designaciones de intendentes que respondían a la exclusiva confianza del Presidente de la República de turno.

Díaz ha tenido dilatada trayectoria en el mundo público y privado, siendo nombrado intendente en la segunda administración de Michelle Bachelet y también subgerente de asuntos comunitarios para la empresa sanitaria Essbío.

Aunque militó por más de 36 años en la Democracia Cristiana, en agosto de 2019 renunció a la colectividad e inició una carrera como independiente para ocupar el cargo de gobernador regional, que incluyó el complejo proceso para reunir firmas que le permitieran ser parte del proceso electoral.

Rodrigo Díaz – casado con la angelina Yanina Cárdenas de cuyo matrimonio tienen tres hijos – corría con evidente ventaja en este balotaje debido a que las elecciones del pasado 15 y 16 de mayo, se impuso con el 27,51% de los sufragios (138 mil votos) mientras que su más cercana competidora fue la militante de la UDI y carta del oficialismo, Flor Weisse, quien obtuvo el 19,36% de los votos (97.419).

Debido que no obtuvo el 40% de los sufragios, ambos debieron dirimir quién sería la nueva autoridad regional electa en los comicios de esta jornada del domingo 13 de junio.

Díaz concurrió a emitir su sufragio en local de votación que se habilitó en el Colegio Concepción de San Pedro de la Paz, ocasión en la que estuvo acompañado de sus familiares y partidarios, además de los alcaldes de las comunas de Concepción, Coronel y Penco.

Al terminar de sufragar, destacó que “quienes somos de regiones, iniciar el camino de poner fin al centralismo es extremadamente importante. De lo que se trata esta elección es de limitar la toma de decisiones que afecta a la vida de las personas, desde Santiago”.

Además, insistió en que desde la capital “se hacen mal cosas, se diseña sin conocer el terreno, se dan soluciones parciales y tardías. Debemos contrapesar ese poder de decisión de Santiago con autoridades que conozcan el terreno y cómo afectan los problemas que desde Santiago no ven, la calidad de vida cotidiana de las personas”.

Recalcó estar “muy contento de contribuir en este proceso, con ideas, con propuestas y con un profundo amor por nuestra región del Biobío”.

CONVERSACION CON RADIO SAN CRISTOBAL

Cerca de las 20 horas, Rodrigo Díaz fue entrevistado por radio San Cristóbal durante la transmisión especial por la segunda vuelta de la elección de gobernadores provinciales.

Una hora antes, los resultados de las mesas de votación le otorgaban una amplia ventaja sobre Flor Weisse que se mantuvo constante hasta el resultado final que actualizaba el Servicio Electoral (Servel).

A esas alturas, la futura autoridad había sido confirmada en el cargo que deberá asumir el próximo 14 de julio.

“La verdad es que esperaba ganar las elecciones con alguna claridad”, fueron sus primeras declaraciones en el contacto telefónico.

Reconoció que “la encuestas internas que conocí me auguraban una intención de voto del 70% y parece que estuvieron bien. Sin embargo, uno no se puede confiar, trabajé con un equipo de gente muy multidisciplinario, la gran mayoría sin militancia en partidos políticos pero con un gran compromiso por mejorar las condiciones de vida de la gente”.

Respecto de su futuro rol como primer gobernador que asumirá por la vía electoral, dijo sentir “una gran responsabilidad sobre mis hombros para hacer buena política, para ayudar a que los problemas de las personas se puedan resolver y que los sueños y esperanzas se puedan materializar”.

En el caso de la provincia de Biobío, “me comprometí en la campaña a impulsar territorios de zonas rezagadas y a generar una oficina del Gobierno Regional que apoye con proyectos a las comunas que son más pequeñas en la provincia de Biobío, para así focalizar una mayor cantidad de inversión regional que el per cápita”.

A juicio de Díaz, “la buena política se hace cumpliendo lo que uno promete y no he prometido nada que no se pueda materializar durante la campaña. Cuente con eso. Me interesa mucho que la gente valore las instituciones. La democracia, si no se funda en la confianza, en decir la verdad, en explicar qué cosas puede hacer una institución, se cae y eso me importa mucho”.

En lo más inmediato, aseguró que además de las acciones comprometidas en campaña, “lo primero que pretendo es tener presencia es tener presencia permanente en el territorio. Espero todas las semanas estar presente en la provincia y tener diálogos con las personas. Espero en el segundo semestre impulsar mesas de conversación en cada una de las comunas para tener una percepción más nítida de las necesidades de la gente para priorizar los recursos del gobierno regional en aras de resolver esas necesidades”.

Por lo mismo, aseguró que “la provincia de Biobío va a tener el mejor trato que va a tener en su historia”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes