suscríbete al boletín diario

Destacados

Gremios forestales de la zona acusaron “violencia desbandada” en la Macrozona Sur

Gremio de sindicatos forestales indicó que el único futuro que avizoran es que “cada uno va a terminar tomando las armas por sus propias manos”


 Por Cristian Salazar

ATENTADO 3

Duras críticas hacia el nivel central y una Macrozona Sur con “violencia desbandada” fueron parte de las reacciones de los gremios forestales en la zona, tras el nuevo ataque registrado en Capitán Pastene, al sur de Lumaco, donde 25 máquinas fueron quemadas en -a lo menos- tres ataques simultáneos, que dejaron además un trabajador herido a bala y un carabinero lesionado producto de una agresión, en un hecho adjudicado por la organización “Weichán Auca Mapu”.

TRABAJADORES FORESTALES

El presidente de la Federación Nacional de Sindicatos del Transporte Forestal -Fenasitransfor- Heriberto López, ante los nuevos hechos de violencia indicó que suman al menos cuatro trabajadores lesionados producto de ataques a faenas forestales, puntualizando que “creemos que la violencia está desbandada, ahí ya no hay Estado de derecho, las policías no resisten, el momento político que vive el país no asegura nada, porque también está desatada la violencia en La Araucanía y la delincuencia. Entonces nosotros como trabajadores forestales estamos en medio de este conflicto, un conflicto político no resuelto por el Estado que, de alguna manera está ganando el terrorismo en este caso”.

A lo anterior, agregó que como gremio ven con preocupación la situación no solucionada en el corto plazo, descartando que las labores forestales puedan llegar a disminuir en la Macrozona Sur, “no veo dónde vamos a llegar con el nivel de violencia que se está generando, porque si estos señores creen que en el corto plazo se va a dejar de trabajar en el sector, están equivocados (…). Este sector no está dispuesto a seguir resistiendo las humillaciones que hay que pasar”, enfatizó.

Siempre en esa misma línea, y frente a la capacidad de reacción de las autoridades de turno, el dirigente gremial advirtió “aquí lo que va a pasar es que va a haber una refriega, donde van a haber muertos por ambos lados, y eso va a ser muy lamentable, y seguramente el Estado, independiente del gobierno que esté a cargo, tome en consideración este problema y empiece a resolver, porque vemos al mundo político muy apartado, donde están en una situación de descrédito, y en un país con un aparato político con tanto descrédito, cada uno va a terminar tomando las armas por sus propias manos”, puntualizó.

CONTRATISTAS FORESTALES

Por su parte el gerente de la Asociación de Contratistas Forestales Acoforag, René Muñoz calificó este hecho como “un problema que no tiene solución”. Además lanzó una fuerte crítica al nivel central por no tomar las decisiones que se necesitan para la zona.

En particular indicó que “es como lo estamos viendo siempre, como un gran problema que no tiene solución. No hay voluntad política para buscarla y seguimos entrampados en esto, a pesar de que en otros lados se solucionan los problemas, aquí la verdad es que del Biobío al sur es tierra de nadie, hay desgobierno y las autoridades no tienen las competencias para desarrollar el trabajo para el cual fueron elegidos”, precisó.

René Muñoz detalló que en este nuevo ataque incendiario fueron quemados 14 camiones, dos skidders, tres trineumáticos, tres camionetas, una grúa forestal, entre otros daños, donde el avalúo estimativo sería superior a los 1.500 millones de pesos. En paralelo, expresó que el impacto es aún mayor si se considera a las comunidades y pequeños empresarios: “la verdad es que no solo fue un atentado, sino que fueron tres o cuatro atentados simultáneos, que afectaron a contratistas, pequeños contratistas, a pequeños transportistas, y la verdad es que acá hay una importante afectación al trabajo, y al trabajo a las comunidades, ya que el contratista forestal le daba trabajo a las comunidades indígenas del sector, por lo que creemos que acá hay una acción de estos grupos de evitar que su gente salga del círculo de la pobreza, en circunstancias que las personas intentan prosperar, desarrollarse y buscar el bienestar de sus familias”.

Finalmente, el gerente de Acoforag lanzó una dura crítica al gobierno central ante la falta de decisiones en la zona, enfatizando que “nuestra preocupación no se condice con lo que hace el gobierno, porque ahí yo creo que está el problema. El gobierno es cobarde e incompetente, no toma las medidas que hay que tomar, y las medidas están establecidas en la Constitución, ahí están las herramientas. Hay cuatro Estados de excepción que se pueden aplicar en una condición de desgobierno, de descontrol como el que existe hoy, pero nosotros no somos lo indicados para decirle al Presidente qué es lo que tiene que hacer. Él es el que tiene que definir, pero las herramientas están, y lo hemos dicho nosotros que no tienen los pantalones para poder tomar una decisión de esa magnitud”, sentenció.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
AcoforagatentadosFenasitransforgremio forestalMacro Zona SurVIOLENCIAviolencia desbandada

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes